Reuters.- El retrocedía el jueves en una volátil sesión, presionado por una inminente desaceleración en la demanda en el verano boreal y dado que las preocupaciones sobre afectaban las perspectivas económicas y la demanda de metales.

Los acreedores internacionales de Grecia dieron a Atenas un ultimátum para presentar una nueva y factible propuesta de reformas a fin de destrabar la ayuda financiera y evitar una moratoria en el pago de la deuda la próxima semana.

Datos diarios de la Bolsa de Metales de Londres mostraron que las existencias de cobre continuaban con una tendencia a la baja, cayendo a 309,275 toneladas- su menor nivel desde inicios de marzo. No obstante, el declive no fue suficiente para ayudar al cobre.

"Durante el verano boreal estamos cautos sobre la perspectiva de precios del cobre ya que no hemos visto una recuperación significativa en la demanda china. Existe el potencial de que los precios mejoren modestamente en torno al cuarto trimestre", dijo Xiao Fu, jefe de estrategia de mercados de materias primas de Bank of China International.

es el mayor consumidor mundial de cobre y representa cerca de un 45 por ciento de la demanda.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres perdía 0,6 por ciento, a US$ 5,707 por tonelada a las 1037 GMT, borrando ganancias previas.

Los precios se han mantenido a la baja desde mediados de mayo, tocando mínimos de tres meses de US$ 5,642.50 por tonelada el lunes, mayormente debido a las preocupaciones sobre la débil demanda de China y una desaceleración en el verano boreal.

También presionaban al cobre las noticias de que el mayor productor mundial de cobre, , abrirá oficialmente su nueva mina Ministro Hales en los próximos meses, tras reparar una unidad de producción.

Entre otros metales, el níquel caía 0,5 por ciento, a US$ 12,710 por tonelada, mientras que el estaño perdía 3,1 por ciento, a US$ 14,705 por tonelada, su menor nivel en más de una semana.