(Reuters).- El cayó a mínimos de un mes luego de que una investigación en sobre financiamiento con operaciones en el metal desató especulaciones respecto a fuertes medidas de las autoridades que podrían impactar al mercado.

El cobre referencial en la (LME) bajó a un nivel mínimo de sesión de US$ 6,640 la tonelada un punto registrado previamente el 8 de mayo antes de reducir pérdidas y cerrar con mermas de 1.39% a US$ 6,686.

El metal estuvo camino a registrar un retroceso de 2.5% en la semana, su declive semanal más acentuado desde mediados de marzo.

Ciertos cargamentos de cobre retenidos en el puerto chino de Qingdao estaban siendo enviados a depósitos más regulados de la LME, dijeron fuentes de la industria, en tanto bancos y operadoras tomaban precauciones por una investigación sobre el financiamiento con existencias del metal en el séptimo puerto más activo del mundo.

El uso de colaterales como el cobre es habitual para obtener financiamiento en China, el principal comprador mundial del metal, y una investigación sobre las existencias del metal en Qingdao generó temores de que se produzca una situación similar a la enorme ola liquidadora de marzo por preocupaciones sobre contagios en los mercados de crédito del país.

Limitando las pérdidas del cobre, los empleadores estadounidenses mantuvieron un sólido ritmo de las contrataciones durante mayo, lo que permitió que el empleo regresara a su nivel previo a la recesión y confirmó la tendencia de recuperación de la mayor economía del mundo tras los efectos del severo invierno boreal.

Entre otros metales, el estaño cayó 0.30%, a US$ 23,175 por tonelada, mientras que el níquel bajó 1.05%, a US$ 18,850 por tonelada.

El aluminio sumó 1.51% a US$ 1,878 por tonelada, el zinc ganó 0.77%, a US$ 2,104 por tonelada y el plomo cerró con leves cambios, con alza de 0.02%, a US$ 2,109 por tonelada.