Nueva York (Reuters).- El cobre amplío sus pérdidas tras el cierre de las operaciones el miércoles, al caer a su menor nivel en una semana, después de que la Reserva Federal se abstuviera de ofrecer nuevas medidas de estímulo monetario pese a que reconoció que la economía estadounidense se ha debilitado.

Los afirmaron en el comunicado posterior a su reunión mensual que la economía se había "desacelerado en alguna medida", lo que marcó un cambio respecto del encuentro de junio, cuando habían dicho que la economía se había estado "expandiendo moderadamente".

Pero el banco central decepcionó a los inversores al no adoptar nuevas medidas para estimular el crecimiento económico. El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres finalizó en 7,425 dólares la tonelada, una baja desde el cierre de 7,560 dólares.

El metal, usado en electricidad y construcción, cayó más temprano a su menor nivel en casi una semana de 7,425 dólares. En Nueva York, el cobre para setiembre bajó 4.25 centavos, a 3.375 dólares por libra.

El cobre ya había sido presionado tras datos que mostraron una contracción del sector manufacturero en la zona euro y , y un tibio crecimiento en China.

El se contrajo por undécimo mes seguido por el desplome de la producción y de los nuevos pedidos.

El índice oficial de gerentes de compra de China cayó a un mínimo de ocho meses en 50,1 puntos en julio, respecto de los 50,2 puntos de junio, lo que sugiere que el sector apenas está creciendo. China es el mayor consumidor mundial de cobre.