¿Futuro gris? La Bolsa de Valores de Lima (BVL) acumula pérdidas de 20% en lo que va del 2013, y según , partner de Kevala Advisors, la caída se acentuará y cerrará en -25% este año.

"La volatilidad será descendente. No de manera alarmante pero sí negativa porque somos muy dependientes de los , y no se esperan que tengan un comportamiento positivo", explicó.

Las acciones mineras –resumió el financista- serán afectadas por la volatilidad de los commodities y la incertidumbre de los inversionistas respecto al recorte del estímulo monetario de EE.UU.

"Hacia finales de año, veremos mayor volatilidad por las decisiones de la Reserva Federal, y los resultados corporativos no serán muy positivos. Por lo tanto, no hay ningún fundamento detrás para decir que la bolsa debería subir", sentenció.

Si bien en agosto el mercado se recuperó, el analista aclaró que el crecimiento fue con bajo volumen. "Ni las AFP ni fondos mutuos entraron a comprar porque no es el momento. Habrá volatilidad a la baja porque la coyuntura y los fundamentos no están para entrar todavía", dijo.

En este sentido, refirió que –si bien los precios de las acciones en la BVL son bajos- el próximo año el panorama ofrecerá mayor estabilidad y el ambiente será propicio para ingresar. Para los próximos tres o cuatro meses, aseguró, el costo de oportunidad de invertir en bolsa es mayor a las ganancias potenciales.

"El próximo año es diferente y seguramente los precios de los metales serán más estables. Los resultados corporativos de las mineras serán mejores y toda la parte internacional será mucho más clara. Por lo menos, ya sabemos quién sería la siguiente presidenta de la FED y qué política seguirá. Todas esas cosas llevarán a que los inversionistas puedan jugar las fichas según su perfil de riesgo", argumentó.

Demanda internaRespecto a las acciones vinculadas a la demanda interna, indicó Montero, se estima un leve repunte en la medida que los Estados Financieros se recuperen de las pérdidas cambiarias del segundo trimestre.

"No se espera un alza del tipo de cambio en lo que queda del año. Retrocederá, pero no demasiado. El contexto para los resultados trimestrales será un poco más calmado y deberíamos tener mejores resultados en la parte de consumo y construcción, más no así en minería", afirmó.

Finalmente, acotó que si en EE.UU. las señales respecto al estímulo monetario son más claras en los próximos meses la volatilidad podría bajar.