En los primeros cuatros meses del año se han generado transacciones en valores extranjeros () en la plaza bursátil local por US$ 50 millones, que corresponden a todo a lo que se negoció el año pasado en este tipo de valores por lo que se está avanzando en esa línea, precisó el presidente de la (BVL), Christian Laub.

Ante lo cual – remarcó – hay mucho camino por recorrer. "La meta es que esta cifra llegue a los US$ 500 millones. Esto es un proceso dado que la gente tiene que ir conociéndolo", apuntó.

En ese sentido y con miras a ofrecer una cartera diversificada a los inversionistas locales, BlackRock Inc anunció el listado de ocho nuevos iShares en la .

"De los 41 en la BVL: 24 son de la familia BlackRock. De este modo, le damos a nuestros inversionistas locales una eficiente plataforma de inversión en el mundo y dado que las banca privada se están convirtiendo en 'onshore', esta plataforma se convierte también una herramienta eficaz desde el punto de vista operativo y tributario", explicó.

Nicolás Gómez, director ejecutivo de BlackRock para América Latina e Iberia, señaló que con la incorporación de estos nuevos se está abriendo un abanico de exposición para el mercado en general y pueda construir portafolios internacionales.

"La industria de crece 13% anual debido a que cada vez los inversionistas buscan hacer portafolio de gestión de activos usando los para tener exposiciones puntuales a mercados específicos, reemplazando los instrumentos tradicionales como los swaps, la compra de bonos, entre otros. Lo que queremos hacer es que el mercado peruano pueda usarlo de la misma forma que lo usa el mercado del mundo", subrayó.

Así, entre los nuevos incorporados destacan aquellos que siguen una estrategia que ofrece exposición a diversos factores, llamados comúnmente "Smart Beta".

"Hay de mercados asiáticos, de mercados emergentes, entre otros. Cabe remarcar que hay una tendencia en este mercado: es el desarrollo de de exposición a factores de riesgo", alertó. Estos instrumentos se caracterizan a que en periodos de alta volatilidad generan retornos mejores que los de capitalización tradicional.