La Bolsa de Valores de Lima ( ) y anunciaron la consolidación definitiva de ambas instituciones como parte de su estrategia de construir una mejor infraestructura y desarrollo de liquidez en el .

La estructura jurídica que se consideró más apropiada para esta operación ha sido la realización de una Oferta Pública de Intercambio (OPI) por la cual la BVL ofreció a los accionistas de Cavali distintas acciones de nueva emisión clase A, a cambio de sus acciones de Cavali.

Esta modalidad de operación ha implicado a su vez una Oferta Pública Primaria (OPP) de acciones de la clase A de la BVL, con el consiguiente aumento de capital por aportes no dinerarios; así como a la vez una Oferta Pública de Adquisición (OPA) previa respecto de las acciones de Cavali.

La Oferta ha sido aceptada por accionistas de Cavali que representan 15'490,318 acciones comunes de dicha empresa, equivalentes al 53.831% de su capital social y el 89.72% de las acciones objeto de la Oferta.

En consecuencia, la BVL ha alcanzado una participación en Cavali correspondiente al 93.831%. Cabe resaltar que la transacción se presenta en el contexto de consolidación corporativa con el objetivo de hacer el mercado bursátil más competitivo.

Esta unión se presenta de manera proactiva y siguiendo las tendencias mundiales, en la que los principales mercados de valores globales se han integrado con sus respectivas entidades de compensación y liquidación.

Tal es el caso de Canadá, Londres, España, Hong Kong, Singapur, entre otros, así como los de los mercados líderes de nuestra región como Brasil y México.

La integración permitirá elevar la eficiencia en el manejo de procesos (desde el punto de vista de costos y riesgos) vinculados al listado, negociación, liquidación, registro y mantenimiento de los valores, teniendo en cuenta todos los partícipes del mercado (inversionistas, intermediarios, emisores, custodios, etc.)

Como se sabe, el primer paso en este camino se dio en el 2011 con la integración de Perú, junto a Colombia y Chile, al MILA, mercado al cual México se unió en diciembre del año pasado.

Durante el 2013 la BVL firmó un acuerdo tecnológico con la Bolsa de Valores de Londres, con quienes se viene trabajando en un sistema de negociación electrónico de última generación y que será puesto en marcha en las siguientes semanas.

Ese mismo año se anunció una significativa reducción de los costos transaccionales en un 70% por parte de la BVL y un 30% de Cavali.

La Superintendencia de Mercado de Valores (SMV) también se sumó a esta iniciativa con una reducción de 70%, colocando las tarifas peruanas en un promedio competitivo en la región.

Luego de aproximadamente un año de trabajo conjunto en alineación de proyectos, la SMV dio paso a la unión estratégica de ambas instituciones, lo cual permitió mejorar sus procesos e infraestructura para ofrecer una alta competitividad en el país, acelerar el lanzamiento de nuevos productos y servicios más sofisticados, así como la generación de menores costos.