París (Reuters).- Las acciones europeas cerraron en alza, impulsadas por expectativas de que el Banco Central Europeo relaje su política monetaria la semana próxima para respaldar la frágil recuperación económica de la región.

Especulaciones acerca de que China podría intervenir para estimular su economía también mejoró el ánimo de los inversores, beneficiando a acciones de compañías productoras de metales y minerales. Los valores de Anglo American subían un 1.5% y las de Glencore Xstrata un 2%.

El índice de las principales acciones europeas cerró con una subida del 0.76%, a 1,332.29 puntos.

El referencial FTSE MIB de la bolsa de Milán Fue uno de los índices locales más destacados de la jornada. Ganó un 1.53%, alcanzando un nivel que no tocaba desde mayo de 2011.

Las acciones de Banco Popolare subieron un 7% y fue el valor con mayor alza en el índice italiano, un día después de que el banco estableció el precio para un incremento de capital, mientras que los papeles de Telecom Italia ganaron un 1.5%.

El MIB acumula un alza del 13% en lo que va del año, superando con comodidad a otros mercados europeos. En comparación, el índice FTSE 100 de la bolsa de Londres ha perdido un 2% en 2014 y el alemán DAX muestra un alza del 0.4%.

Sorpresivas caídas de la inflación en España y Alemania sumaron presión para que el BCE tome medidas adicionales para alejar la amenaza de deflación. La inflación anual en la zona euro ha estado en los últimos cinco meses en lo que el presidente del BCE, Mario Draghi, llamó "zona de peligro", por debajo del 1%.

El miembro del consejo del BCE Jens Weidmann dijo esta semana que las tasas de interés negativas eran una opción, y que no se descarta la compra de activos para respaldar al bloque. Los comentarios sorprendieron por la larga resistencia a un alivio cuantitativo del banco central alemán, que él preside.

También Draghi señaló esta semana que el BCE está listo para actuar si la inflación cae por debajo del piso proyectado.