Londres (Reuters).- Las acciones europeas terminaron en baja el lunes por cuarta sesión consecutiva, en medio de cada vez más incertidumbres respecto al "abismo fiscal" en Estados Unidos y al nuevo tramo de ayuda financiera para Grecia.

Varios analistas dijeron que si el Euro STOXX 50de las principales acciones de la zona euro no se recupera en los próximos días y cae alrededor de otro 1.5%, a 2,440 puntos, podrían desencadenarse órdenes de ventas para evitar pérdidas y desencadenar más descensos.

El Euro STOXX 50 perdió un 0.25% y cerró en 2,473.52 unidades, y el índice FTSEurofirst 300 cerró con una caída del 0.26%, a 1,094.35 puntos, por preocupaciones en torno al " " en Estados Unidos y a la situación en Grecia.

El abismo fiscal, una mezcla de recortes de gastos gubernamentales e incrementos de impuestos por unos 600,000 millones de dólares que entrarían en efecto a comienzos del 2013 a menos que el Congreso modifique la ley antes, preocupa porque podría empujar a Estados Unidos a una nueva recesión.

Por otro lado, los inversores esperaban que los ministros de Finanzas de la zona euro reunidos en Bruselas autorizasen más dinero para Grecia el lunes luego de que el endeudado país aprobó un duro presupuesto para el 2013, pero la decisión se postergaría pues no hay acuerdo sobre cómo hacer que la deuda griega sea sustentable.

Entre los sectores más golpeados estuvieron aquellos más expuestos a las debilidades de la perspectiva macroeconómica, incluido el de construcción y materiales, que perdió un 1%, y el de recursos básicos, que cayó un 0.8%.

Sin embargo, el sector bancario fue contra la corriente y subió un 0.1%, impulsado por un alza del 4.6% en las acciones de Banco Popular luego de que el banco español se aseguró un incremento de capital.

Los dispares movimientos del lunes sugirieron que el mercado carece de dirección en el corto plazo. Algunos analistas dijeron que los registros técnicos podrían ofrecer algunas pistas en el actual escenario.

En ese sentido, destacaron que si el Euro STOXX 50 no cae por debajo del mínimo de octubre de 2,440 puntos la gente se sentirá tranquila, pero que si pierde ese nivel sonaría la alarma y la caída podría extenderse hasta los 2,415 puntos.