Módulos Temas Día

BOE advierte problemas económicos si Brexit es desordenado

Carney ha pasado más de un año enfrentando las críticas de algunos legisladores del Reino Unido por parecer que tomaba partido en el debate sobre el Brexit y ser demasiado negativo en sus pronósticos.

Brexit

(Foto: Reuters)

(Foto: Reuters)

Reuters

Mark Carney redobló su advertencia de que cualquier cosa que no sea una transición suave al Brexit corre el riesgo de causar trastornos financieros y problemas económicos.

El gobernador del Banco de Inglaterra (BOE) utilizó una conferencia de prensa después de los resultados de las pruebas de resistencia bancarias el martes para pedir un período de transición cuando el Reino Unido abandone la Unión Europea, y dijo que los bancos necesitarán al menos entre 18 y 24 meses.

"Hemos estado revisando los planes de contingencia, los planes de transición de todas las instituciones financieras con sede aquí, tanto de salida como de entrada, si se quiere, y yo diría que el período de 24 meses sigue siendo una buena estimación dado donde nos encontramos hoy. Sobre el plazo para lograr un acuerdo de transición: cuanto antes mejor".

Carney ha pasado más de un año enfrentando las críticas de algunos legisladores del Reino Unido por parecer que tomaba partido en el debate sobre el Brexit y ser demasiado negativo en sus pronósticos. Sin embargo, en un discurso pronunciado en octubre con ocasión de la celebración de los 20 años de independencia del Banco de Inglaterra, dijo a una audiencia que incluía a la primera ministra Theresa May que continuaría expresando sus puntos de vista e identificando los riesgos relevantes.

Uno de esos temas, que según él no es el supuesto base del Banco de Inglaterra porque "no es bueno para nadie", sería una separación desordenada.

"Este no es un buen escenario. Es un escenario que todos deberíamos trabajar –estamos trabajando- para evitar, porque tiene algunos costos económicos bastante importantes. Incluso si el sistema financiero continúa funcionando a través de él".

Al ser consultado sobre las posibles consecuencias, al menos en el corto plazo, Carney mencionó "un crecimiento más lento, un mayor desempleo, una mayor inflación, una libra esterlina más baja, tasas de interés más altas, si todo sigue igual".

Las pruebas de resistencia de los siete principales bancos de la nación mostraron que estaban en su mayoría bien posicionados para hacer frente a cualquier caída en el crecimiento económico, los precios de las viviendas y el tipo de cambio. Barclays Plc y Royal Bank of Scotland Group Plc fueron los más débiles, aunque no se les ordenó recaudar capital adicional ni cambiar sus estrategias a la luz de las acciones que han realizado desde fines del año pasado.

El banco central también está avanzando con un aumento planificado de una medición clave de seguridad financiera, la reserva anticíclica del capital, de un 0.5% a un 1%, y volverá a revisar el nivel a principios del próximo año. Carney dijo que las entidades de préstamos podrían recurrir a sus reservas de capital y seguir prestando dinero para evitar cualquier amplificación de un shock por el Brexit, pero que no podrían contrarrestar el impacto por completo.

"En el caso de un Brexit fuerte y desordenado, habrá un impacto económico en los hogares, en las empresas, habrá mercados perdidos durante un período antes de que se encuentren nuevos mercados, y habrá algo de dolor asociado con eso. Se trata de atenuar eso, minimizarlo, hacer lo que podamos en términos del sector financiero".

Entre los riesgos específicos, el informe del Banco de Inglaterra calculó que seis millones de asegurados del Reino Unido y 30 millones del Área Económica Europea, y alrededor de 26 billones de libras (US$35 billones) de contratos de instrumentos derivados pendientes no liquidados -en comparación con un estimado previo de 20 billones de libras- podrían verse afectados si no se llega a un acuerdo sobre los contratos transfronterizos existentes.

Carney dijo que el banco central del Reino Unido ha trabajado para proporcionar más detalles sobre los riesgos del Brexit para el sector financiero y proponer posibles medidas de mitigación. En resumen, sin embargo, instó a los negociadores a garantizar que los reguladores y las instituciones financieras tengan el tiempo que necesitan.

"Gran parte de esto sería considerablemente más fácil con un período de transición sustancial", dijo. "Creo que eso es cada vez más apreciado a ambos lados del canal".

Tags Relacionados:

Brexit

Leer comentarios ( )

Ir a portada