La cotización del disminuyó un 1.1% entre el 5 y 12 de febrero, y se ubicó en US$ 1,649.4 por onza troy, reveló el Banco central de Reserva ().

El precio del metal precioso estuvo afectado por la liquidación de posiciones de inversionistas, los temores de menor demanda física y la falta de liquidez asociada a los feriados por el en diversos países asiáticos como China, Japón, Singapur, Hong Kong y Corea del Sur.