Debido a las 'distorsiones' en el sistema financiero que ha venido generando la subida de encaje en dólares, en los últimos días se ha especulado sobre la posibilidad de que el (BCR) reduzca la (de referencia). Ello con el fin de controlar la fuerte entrada de capitales de corto plazo, y atenuar la caída del dólar.

Sin embargo, tal y como lo asegura el gerente de Estudios Económicos del , Juan Carlos Odar, esta medida sería poco probable pues el dinamismo actual de la no ameritaría un impulso adicional, además de que la inflación subyacente y de servicios aún no dan margen para cambiar la política monetaria.

"En ese sentido, creemos que la tasa de referencia se mantendrá en 4.25%, y si acaso el BCR quisiera entrar a dinamizar los flujos de soles, bajaría la tasa de encaje en moneda local. Pero tampoco es algo que sea inminente", sostuvo Odar.

¿A qué responde el menor ritmo de compras que el BCR ha tenido en el mercado cambiario en los últimos días?Las compras fueron muy agresivas hasta alrededor de la quincena de febrero. Pero luego el ritmo se ha reducido debido a la combinación de todas las medidas adicionales que el BCR ha implementado, como el alza en el límite de inversión de las AFP y la subida de los encajes, últimamente diferenciados.

¿Sería sostenible que el BCR siga aumentando el encaje en dólares?Nos parece cada vez menos probable que ello se siga dando, pues la subida diferenciada en dólares ha llevado a una situación donde las tasas overnight en esa moneda se han visto presionadas fuertemente hacia el alza.

¿Si se continúa con el alza, podría ocasionar distorsiones en el sistema financiero? Sí, porque genera momentos en los que, como hemos visto, la tasa interbancaria en dólares llega a niveles incluso mayores que la tasa interbancaria en soles.

¿Entonces, qué otras medidas podrían ser implementadas?Es probable que se dé una bajada en las tasas de encaje en soles. Esto, de alguna manera, sería complemento a la subida de encaje en dólares que es cada vez más difícil de implementar.

Se especula la posibilidad de que el BCR empiece a bajar la tasa de referencia…Tenemos una trayectoria de inflación hacia la baja, donde en marzo o en abril ya estaríamos muy cerca del 2% (centro de la banda); pero en lo que es actividad económica, pareciera que no hubiera necesidad de impulsos adicionales.

Entonces, tratar de pensar en que el BCR baje la tasa de referencia, en un escenario en que la actividad económica pareciera que de por sí puede crecer como se está esperando (6.3%), y además considerando que ya está en marcha una política fiscal expansiva, sería como echar más leña al fuego.

¿Y los niveles de inflación subyacente darían espacio para que se baje la tasa clave?La inflación subyacente (que no incluye el efecto de los alimentos y combustibles en el índice de precios) ya está arriba de 3%, y eso no se ha corregido. Además, si se ve la inflación de servicios, más bien estamos por arriba de 4%.

Es como que el resultado total está generado por un choque de oferta, es decir, por la mejor producción de alimentos a nivel local que está haciendo que los precios de alimentos estén a la baja. Pero no es algo que necesariamente sea sostenible ni que necesariamente implique o de margen para respuestas adicionales de política monetaria.

Entonces, se mantendría la tasa clave en 4.25% a lo largo del año…En el escenario base, sí se mantendría en 4.25%, pero hay un sesgo a la baja generado por las últimas acciones del BCR. Pero, aunque pareciera que lo están considerando cada vez más probable, no creemos que esto ocurra en la primera mitad del año. Podria ser en el segundo semestre.