Atenas (Reuters).- El fondo griego para apoyar a desembolsó el lunes 18,000 millones de euros (22,600 millones de dólares) para los cuatro prestamistas más grandes del país, como parte de un esfuerzo de recapitalización, dijo un funcionario del fondo a Reuters.

La inyección de recursos, a través de bonos del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera, aumentará la base de capital de National Bank, Alpha, Eurobanky Piraeus Bank, permitiéndoles volver a acceder al financiamiento del Banco Central Europeo.

"Se desembolsaron los fondos", dijo la fuente del Fondo Heleno de Estabilidad Financiera (HFSF), quien pidió mantenerse anónimo.

El HFSF es el mecanismo a través del cual se canalizan los fondos del programa de rescate a Grecia para recapitalizar a .

El fondo entregó 6,900 millones de euros a National Bank, 1,900 millones de euros a Alpha, 4,200 millones de euros a Eurobank y 5,000 millones de euros a Piraeus. Los cuatro tienen previsto reportar sus estados financieros del primer trimestre esta semana.

Las noticias se conocieron después de que dos funcionarios de Gobierno dijeron a Reuters que podría recurrir a 3,000 millones de euros, restantes de su primer programa de rescate,para cubrir pagos básicos del Estado si los esfuerzos por revivir sus decrecientes ingresos impositivos fracasan.

"Los esfuerzos de nuestro Ministerio de Finanzas en este momento están enfocados en impulsar los ingresos", dijo un funcionario a Reuters. Pero añadió que si esos esfuerzos fracasan, podrían "examinar todas las alternativas, incluyendo recurrir a los 3,000 millones de euros del primer rescate".

Los recursos están guardados en una cuenta intermediada por el HFSF.

Grecia atraviesa un quinto año de recesión y la inestabilidad desatada por un proceso eleccionario que no terminó en la formación de un Gobierno han alentado los temores a que el país se vea forzado a abandonar la zona euro.

Los bancos del país han estado entre los más duramente golpeados por la incertidumbre debido a la creciente salida de depósitos.

La semana pasada, detuvo la entrega de liquidez a algunos bancos griegos debido a la deteriorada posición de su base de capital.

(1 dólar = 0.7976 euros)