Madrid (Reuters).- La cartera de créditos incobrables de los bancos españoles cayó en diciembre por primera vez en casi dos años por el lanzamiento del denominado " " para administrar los activos tóxicos de las entidades en problemas.

El "banco malo", denominado Sareb, tomó activos por 37,000 millones de euros (50,000 millones de dólares), incluyendo préstamos incobrables de cuatro bancos nacionalizados en diciembre, como parte de un saneamiento general del sector financiero.

El saldo de los créditos morosos de la bajó en 24,141 millones de euros en diciembre a 167,447 millones de euros, y la tasa de morosidad se redujo hasta el 10.44% desde un máximo del 11.38% en noviembre, según datos provisionales del Banco de España divulgados el lunes.

La bajada de la morosidad se vio acompañada también por una contracción del crédito de la banca en casi 80,000 millones de euros a 1.604 billones.