Berlín (Reuters).- La canciller alemana, Angela Merkel, elogió el alcanzado por los ministros de Finanzas de la Unión Europea que da al Banco Central Europeo más poderes para supervisar los bancos de la zona euro y dijo que se habían conseguido las principales demandas de Alemania.

Los 27 ministros de Finanzas del bloque acordaron el jueves tras largas negociaciones otorgar al BCE la autoridad para supervisar directamente al menos 150 de los mayores bancos de la zona euro e intervenir en los más pequeños a la primera señal de que puedan estar en problemas.

En la Cámara baja del Parlamento, el Bundestag, Merkel resaltó "la importancia del acuerdo alcanzado esta noche sobre la base legal y las principales características de un mecanismo supervisor para los bancos". Agregó: "Conseguimos garantizar las principales demandas de Alemania".

La canciller enfatizó que la Unión Europea tendrá una clara y responsable separación entre la política monetaria y la supervisión bancaria.

Alemania estaba preocupada por un por el papel del BCE como supervisor y como guardián de la política monetaria. El acuerdo establece un panel de mediación para resolver disputas con los supervisores nacionales.

El nuevo sistema de supervisión debería entrar en vigor el 1 de marzo del 2014, tras las conversaciones con el Parlamento Europeo.

Merkel, que viajaba el jueves a Bruselas para una cumbre de líderes de la UE, dijo también que ve buenas posibilidades para la aplicación de un nuevo impuesto sobre las transacciones financieras, que involucran a 11 países miembros de la zona euro.

La líder alemana elogió asimismo los esfuerzos de reforma que está llevando a cabo el Gobierno de Grecia y dijo que espera que los ministros de Finanzas de la zona euro aprueben el jueves el pago de nuevos préstamos a este país.

Merkel dijo que espera que la UE salga reforzada de la crisis de deuda soberana, que estalló en Grecia hace tres años y que ha dominado su segundo mandato como canciller alemana. Merkel espera lograr un tercer periodo al mando de la mayor economía de Europa en las elecciones de setiembre del 2013.