¿Qué factores han llevado a la a una caída tan drástica?El Índice de Capitalización (INCA) ha caído 18% en lo que va del año y el Índice General, más. Ello se debe a la caída de las acciones del , de más de 40%, por los temores de una mayor desaceleración de China y la baja del . Además, muchos de los inversionistas han sacado su dinero de los mercados emergentes para llevarlos a Estados Unidos, lo que se refleja en el dólar. Todas las bolsas de la región han caído, pero la nuestra más por su alto componente minero.

¿Qué nos van a decir los estados financieros de las empresas que van a ser publicados desde la próxima semana?Las mineras de oro van a tener menores ingresos, por la caída fuerte del . Lo mismo pasará con las mineras de zinc y . El mercado ha castigado a las mineras del mundo, no tanto por el , sino porque los costos que han reportado han sido muy altos y los márgenes de ganancia, muy bajos. Por eso, el gran reto de las empresas del sector es bajar los costos. No es fácil, pero el mercado va a estar atento este segundo trimestre a ver cómo se comportan.

¿La aparente le 'pegará' a las empresas de ?Allí el foco va estar en ver lo que los americanos llaman el top line, es decir, los ingresos. Veremos cómo la leve caída de la producción ha impactado en el consumo del cemento y la construcción, los préstamos bancarios y las ventas de las empresas de consumo masivo. Cuando las expectativas bajan es importante que las compañías reporten mayor productividad. Solo así el inversionista podrá determinar cuáles de ellas, en un peor escenario, son más flexibles y pueden manejar mejor sus costos.

Si los estados financieros no nos van a mostrar su mejor cara, ¿para cuándo podemos esperar un cambio de tendencia y una recuperación?La recuperación de la bolsa siempre se da mucho antes de lo que uno cree. Desde la primera semana de marzo del 2009, que fue el piso después de la crisis del 2008, cuando todos los analistas estaban pesimistas, el mercado americano reaccionó y subió en seis meses más de 100%. Y la vivió un rally hasta los primeros meses del 2011 en el que subió 250%, luego de caer 70%. ¿Qué motivó la subida? El retorno de la confianza –cuando los bancos empezaron a bajar las tasas de interés– y las valorizaciones, que demostraban que las acciones estaban muy bajas.

¿Estaríamos en un escenario similar?Yo creo que el mercado tarde o temprano se va a dar cuenta de que las acciones están muy baratas, sobre todo las mineras. Entonces los bancos y los grandes inversionistas institucionales empezarán a tomar posiciones y va a venir la recuperación.

¿Las acciones ya llegaron a su piso o pueden caer todavía más?Nadie sabe eso. Como yo le digo a mis clientes, si yo supiera eso, no trabajaría 14 horas diarias. Para que caída más el mercado –que siempre puede hacerlo–, lo que tendría que pasar es que la sea mucho más pronunciada. Que en lugar de crecer 7.5% crezca 6%, lo que bajaría el . Pero yo no creo que eso ocurra. El comportamiento de la bolsa depende de todo. Nadie puede decir que estamos en el piso, pues puede suceder un evento inesperado.

¿Qué deben hacer los inversionistas en un escenario de tanta volatilidad?Tener una opinión. Decir: 'Yo creo que va a pasar esto'. Y en base a eso tomar una decisión. Si pienso que la China se va a ir abajo, no estaría comprando en este momento. De lo contrario, sí. Hace dos años todo el mundo decía que la zona euro se iba a desintegrar. En Kallpa creíamos que no y acertamos. Pero el que pensó que sí iba a suceder, vendió. Hay que jugar con los supuestos personales.

¿Y cuáles son tus supuestos de Estados Unidos y China, cuyas decisiones afectan directamente a nuestro mercado?Estados Unidos va a continuar con su crecimiento lento, de alrededor de 2% al año, bajando su tasa de desempleo paulatinamente. El anuncio de la Reserva Federal debe ser bien tomado, pues significa que está funcionando. Estados Unidos siguen siendo el país más grandes: que crezca 2% al año ayuda a las demás, pues jala a las economías de Europa, China y Japón. Este último ha mejorado y hay optimismo. Europa se irá recuperando lentamente y la situación de China es algo que el mercado estaba esperando. Bajo ese contexto, nuestras acciones están baratas.

¿Cerraremos este año en positivo?Eso solo Dios sabe. Pero soy menos pesimista que mis colegas y creo que la reacción del mercado va a ser rápida y violenta, como lo fue en el 2009.