Toda persona que cuenta con un patrimonio manejado por alguna administradora de inversión busca información confiable sobre la gestión de sus activos. Por ello, a la hora de elegir, resulta crucial poder comparar de manera homogénea entre la información que las diversas administradoras presentan.

En ese sentido, en el 2011, el Perú se convirtió en el primer país patrocinador en América Latina de los (GIPS), o normas internacionales, que permiten la presentación estándar de los rendimientos de inversiones para los diversos gestores de activos.

Esto le da una posición privilegiada, con ventajas tanto a nivel interno, para los primeros que las adopten, como a nivel país, ante la mirada de los inversionistas extranjeros, explica Erick Morales, gerente senior de Asesoría en Administración de Riesgos Financieros de en México.

"Los inversionistas extranjeros, a la hora de buscar administradores locales, simplemente con voltear a ver al Perú sabrán que se está presentando información con un estándar que ya conocen y le abrirá las puertas para el desarrollo de la industria de gestión activos", señala Morales.

Revela que los Fondos Mutuos han sido los iniciadores de esta iniciativa en el país y ya se encuentran en proceso de mejora de su regulación y de su gobierno corporativo. Posteriormente –agrega– vendrían las AFP. "Se espera que dentro de uno a dos años, se vayan incorporando más entidades".

"Es un proceso que se da poco a poco, pues es autorregulatorio. En ese sentido, las entidades deben querer hacerlo pues no es una imposición por ley. El primer esfuerzo por parte del patrocinador –Asociación Procapitales– ya se hizo, y una vez que se empiecen a adoptar las normas, las demás entidades van a buscar hacerlo también", refiere.

Así, Morales explica que para los primeros que adopten los estándares es un beneficio de manera de publicidad, o ventaja de mercadotecnia, lo cual induce a las demás administradoras a adoptarlas, convirtiéndose al final en un beneficio para los todos clientes pues disponen de información más justa.

"Poco a poco el desarrollo de las mismas gestoras va a permitir que haya más infraestructura, mayor inversión y el mercado se irá solidificando", sostiene.Actualmente son 35 los países patrocinadores de los GIPS. En la región, México fue el segundo en adoptarlas (2012) y ya existen iniciativas en Brasil para empezar con el proceso.