Las anotaron el miércoles su mayor avance en dos semanas, revirtiendo unas pérdidas iniciales luego de que los inversores restaron importancia a la decisión de de no agregar a los valores de China continental a uno de sus referenciales.

Los operadores dijeron que los inversores ya estaban preparados para la decisión negativa, lo que quedó reflejado en el en los mercados de más de un 3%.

El referencial CSI300 de las principales acciones que y Shenzhen subió un 1.3%, a 3.116,37 puntos, mientras que el índice compuesto de Shanghái ganó un 1.6%, a 2.887,21 unidades.

Los índices abrieron con un declive en torno a un 1%, cuando los inversores que se había aferrado a la esperanza de una inclusión de MSCI deshicieron sus apuestas.

El proveedor de índices MSCI Inc dijo el martes que Pekín tiene más trabajo que hacer en la liberalización de sus mercados de capitales antes de que pueda añadir a las acciones A de China continental a su referencial de mercados emergentes.