HÉCTOR ZÁRATE P.hzarate@diariogestion.com.pe

Tomando como fuente de información el ranking de las 10 mil compañías con mayor facturación en el 2011, elaborado por Perú Top Publications, Sandra Vento, gerente de Servicios de Asesoría Financiera de Deloitte Perú, estima que hay más de 2,000 empresas que no se arriesgan a listar en la Bolsa de Valores de Lima (BVL) pese a que facturan más de S/. 10.9 millones al año y auditan su información financiera.

Precisó que actualmente unas 5,000 empresas locales facturan más de 3,000 UIT (ahora S/. 10.9 millones) y se adhieren al último reglamento establecido por la Superintendencia de Mercado de Valores (SMV) que las obliga a presentar sus estados financieros auditados anuales al supervisor. De estas, la mitad (2,500) ya auditan sus estados financieros, y solo 7% de las últimas cotizan en la BVL, detalló.

"Es decir, están en la BVL unas 175 y aproximadamente 2,325 son grandes y medianas empresas con potencial de cotizar y obtener financiamiento a través de la BVL", explicó Sandra Vento, gerente de Servicios de Asesoría Financiera de la firma.

Valorización

Respecto a la valorización de las empresas que no cotizan en la BVL, la ejecutiva manifestó que es difícil estimar su crecimiento obtenido dada la escasa información existente en el mercado.

Sin embargo, dijo que hay mucho dinamismo de parte de esas empresas por el servicio de valorización empresarial para concretar transacciones entre los mismos accionistas o para procesos de fusiones y adquisiciones.

"Hay muchas empresas extranjeras que están entrando al mercado peruano con un interés marcado de participar en el accionariado de estas empresas, dependiendo de las características de cada sector", informó.

Detalló que hay una fuerte demanda por las empresas del sector manufactura principalmente, pero también existe apetito por participar en las empresas de retail y servicios.

OTROSÍ DIGO

Alternativa. Las empresas con potencial de ingresar a la BVL también acceden a mecanismos más baratos para atraer capital social, como los fondos de inversión de capital de riesgo que en los últimos dos años se han consolidad dijo, Sandra Vento de Deloitte Perú . "Estos capitales entran a solicitar información para entender cómo funciona el negocio y cuáles son sus perspectivas; son mecanismos privados que incluso asesoran y gestionan la compañía", indicó.

Finalmente, enfatizó no olvidar que el financiamiento también depende de la dimensión de las empresas.