Las acciones en Estados Unidos y en Europa subieron brevemente después de que el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, anunció para enfrentar las distorsiones en los mercados de bonos y dijo que el crecimiento de la zona euro seguirá siendo débil.

Los bonos del Tesoro estadounidense a 30 años bajaron 1% y los rendimientos treparon a máximos de sesión, la misma tendencia del Bund alemán.

Los rendimientos de los bonos españoles a 10 años, unos de los más afectados por la crisis, cayeron a mínimos de sesión de 6.16%.