ELÍAS GARCÍAegarcia@diariogestion.com.pe

Confirmando lo que ya habíamos advertido, el viceministro de Energía, , reconoció que entre el presente mes y marzo próximos, el país se encuentra en riesgo de sufrir cortes del , debido a que dejará de operar el , por mantenimiento.

El , comité que administra el Sistema Eléctrico Interconectado Nacional, había anunciado que la salida de operación en esa planta, que abastece al 20% de la demanda del país, se producirá durante cinco días, desde este 28 de febrero hasta marzo, y que en ese periodo había el riesgo de interrupción del suministro, en caso fallaran otras generadoras.

En el foro Energía y Desarrollo organizado por , Quintanilla afirmó que la paralización de ese complejo históricamente siempre ha sido difícil, y que ante esta nueva suspensión a ocurrir en los próximos días, "creo que no se puede descartar alguna interrupción de corto plazo".

Eventualmente, añadió, "se pueden producir coyunturas como esas, pero obviamente estas se reponen y resuelven con prontitud; no es que haya una escasez de energía".

CoordinaciónEn el mismo evento, el presidente del COES, César Butrón, mencionó que junto con el Ministerio de Energía y Minas, se coordinan medidas para que no se produzcan restricciones.

Un informe que había elaborado el COES a fines del 2012, preveía que por la paralización de esa hidroeléctrica, para esta temporada podría no solo haber riesgo de cortes, sino incluso un racionamiento del servicio, es decir, cortes programados en una magnitud de 150 MW en las horas de máxima demanda.

Ello se debía según explicaba ese informe a la congestión de la línea de transmisión de San Juan (sur de Lima), que evacua la producción de las termoeléctricas a gas natural situadas en Chilca, al resto de la capital.

Ayer, Butrón confirmó que la citada línea de alta tensión ya está saturada, y que no puede evacuar un mayor volumen de energía de las citadas térmicas a gas, por lo que se deberán usar termoeléctricas a diesel, lo que va a incrementar los costos de la generación.

Al surAdemás, el titular del COES adelantó que los cortes de electricidad que sumieron en tinieblas a varias ciudades del sur del país la semana pasada, los va a seguir sufriendo esa zona, puntualmente, el departamento del Cusco.

Explicó que entre marzo y abril próximos, se va a tener que paralizar la operación de la Hidroeléctrica de Machupicchu, por obras de ampliación de esta central, lo que obligará a restringir el servicio eléctrico 15 días. En ese periodo, se va a retirar 70 MW de operación, por lo que se cortará el suministro a los consumidores industriales, y posiblemente también a usuarios regulados (domésticos).

El resto del sur peruano, dijo, seguirá teniendo problemas a mediano plazo, por falta de más líneas de transmisión eléctricas hacia esa zona.