Lima (Andina).- El Ministerio de Energía y Minas (MEM) aseguró que la adjudicación de la concesión del se realizará en el segundo semestre del presente año, según el cronograma previsto, ya que existen muchas empresas interesadas en el desarrollo del proyecto.

, viceministro de Energía, afirmó que se están haciendo todos los esfuerzos para que la obra se realice durante el presente gobierno ya que es prioritaria para el desarrollo del sur.

"Se están haciendo todos los esfuerzos para terminarlo en este gobierno. Sí es posible hacerlo. Sin embargo, lo importante, más que fijarnos una fecha, es que el gasoducto se ejecute. Las obras de infraestructura son fundamentales para el desarrollo del país y tiene que hacerse el esfuerzo para hacerlas lo antes posible", recalcó.

La Agencia de Promoción de la Inversión Privada () tiene previsto adjudicar la buena pro del Gasoducto Sur Peruano el 7 de octubre, aunque el director ejecutivo de la entidad indicó que el plazo podría ampliarse para fines de año o principios del 2014.

Las tres etapas del gasoducto y poliductos desde Camisea contemplan una inversión de aproximadamente 2,869 millones de dólares. Quintanilla expresó que la construcción del gasoducto y el Nodo Energético del Sur son obras ya anunciadas y que existe el firme propósito de llevarlas a cabo.

"Estos proyectos se tienen que ajustar de acuerdo a las recomendaciones de la banca de inversión, pero el afán es de terminarlos lo más pronto posible", agregó tras exponer sobre los avances del proyecto en el II Congreso Día de la Energía, organizado por Laub & Quijandría Consultores y Abogados.

Aseveró que existen varias empresas de diversos países interesadas en el desarrollo de este proyecto ya que Perú es un país muy atractivo con una cartera de proyectos energéticos por 24,900 millones de dólares.

"Hay bastante interés de que este proyecto se desarrolle. Perú está hoy en los ojos del mundo, no es causalidad que esté en primer lugar en competitividad. El país está en un nivel de atraer inversiones serias que perduren", anotó.

Asimismo, indicó que del total de la demanda energética del sur, 350 millones de pies cúbicos diarios (mpcd) serán para generación eléctrica, 120 millones para el polo petroquímico y 70 millones a 80 millones para industrias y usos residenciales de la región.

"De ello se deduce que el principal demandante es el sector eléctrico, y este sector nos tiene que asegurar que el polo energético del sur se desarrolle", manifestó Quintanilla.