La actividad económica en el Perú está en proceso de . Parte de ello se debe al entorno internacional negativo, pero también a que el sector empresarial se está mostrado más conservador. Según , CEO de , los inversionistas están buscando señales que denoten confianza.

"Perú viene de un contexto de expectativas muy elevadas del sector empresarial. La objetividad respecto a qué cosas van a pasar en el corto y mediano plazo es ahora una condición en el momento de la toma de decisiones", afirmó.

En ese sentido, el especialista explicó que han habido factores no anticipados que han afectado el . Un claro ejemplo de ello es la fuerte apreciación del más de 9% que ha golpeado los resultados de las empresas en el segundo trimestre.

"Desde este punto de vista el sector empresarial está mucho más conservador. Esto, en términos concretos, significa que el valor de la en términos agregados está disminuyendo. Por eso es importante que hoy día nos concentremos en dos palabras: Confianza e inversión, porque esto no puede parar", sostuvo.

Combatir la desaceleraciónPara Escudero, el Perú tiene las herramientas para poder mostrar un mayor dinamismo económico.

"El país se está enfriando y vamos a crecer, probablemente, alrededor de 5% este año y posiblemente una cifra similar en los próximos dos años si no hacemos nada", destacó.

Hoy, las condiciones de crecimiento son muy diferentes a las vistas en años anteriores. Hoy las tasas de interés están al alza, el dólar se fortalece y además el 'superciclo' de es una situación diferente.

En ese sentido, el experto dijo que el debe dar las señales claras para que los mercados no duden. Se requiere generar un contexto de confianza para que la inversión recobre el impulso y pueda volver a ser el principal motor de la economía peruana.