Módulos Temas Día

¿Cómo se pueden mejorar las relaciones entre las mineras y comunidades locales?

Tom Butler, CEO del International Council on Mining & Metals, estuvo presente en el marco del Simposium del Oro y la Plata y comentó sobre alternativas para mejorar la relación entre minas y comunidades. Formar una buena relación asociativa es clave.

Tom Butles, CEO ICMM.

Tom Butles, CEO ICMM.

Tom Butles, CEO ICMM.

Según un estudio del International Council on Mining & Metals realizado en 200 países en el mundo, hay 25 que son significativamente de la minería. Si bien Perú ha venido con un crecimiento relativamente sostenido en los últimos años, cuando se logró los picos más altos de crecimiento económico hubo una fuerte dependencia en la minería.

La pobreza salió un poco del hoyo y se estima, según el CEO del ICMM, Tom Butler, que el 25% más pobre tuvo un crecimiento más alto que la clase media pero insiste en que el reto está en dejar la dependencia.

La clave se encontraría en la diversificación y esto se puede dar cuando se aprovechan los buenos momentos por los que atraviesa la economía.

“Perú tiene dos grandes retos: el primero es que tienen muchos proyectos que están en stand by. Una de las primeras razones es por conflictos sociales, por la oposición de las comunidades. El segundo gran reto es continuar empujando la diversificación, usar los ingresos que se reciben por minería para mejorar la infraestructura y sectores alternos y, así, reducir la dependencia en la minería”, explica.

En el caso de Chile, recuerda el ejecutivo, las exportaciones mineras hace algunas décadas llegaban al 70% del total y hoy en día están alrededor del 50%. Esto debido al desarrollo de otros sectores como los negocios agroindustriales, aunque esto tomó más de 20 años.

“Hay una evolución en lo que es lo que la gente espera de la minería, en ver cómo los proyectos mineros pueden generar una escuela o colegio, en trabajar como socios con las comunidades”, comentó.

“Hablaba sobre un ejemplo en Sudáfrica, donde la mina Angloamerican empezó a trabajar con las comunidades, con un acercamiento de socio con las comunidades. Así se ayudó a generar negocios agroindustriales y más. Se trató de apoyar al gobierno regional para impulsar la economía y la minera ganó reputación”, detalló.

Pero a veces las relaciones no funcionan del todo bien debido a que estas pueden distorsionarse en el camino. Esto puede darse, por ejemplo, por motivos políticos como se dio en el caso de Tía María.

“Creo que uno de los secretos del éxito es dar control, si se quiere avanzar”, comentó Butler.

“Si miras Quellaveco, Angloamerican tuvo un reto similar con las comunidades. Ellos no tenían el apoyo comunitario para el proyecto y empezaron a abrir el diálogo con todos, discutiendo incluso con la gente que no era directamente de la zona. Además, no establecieron ningún límite de tiempo. Dar control es lo se requiere para generar una buena relación asociativa”, añadió.

Una de las cosas que ha pasado en el pasado es que las compañías han querido controlar los procesos. Butler reconoce que los resultados, en ese sentido, han sido frustrantes.

Esto también se revela cuando algunas compañías mineras buscan influir en los patrones sociales y construyen edificaciones urbanas en zonas rurales. En tanto se buscan imponer costumbres distintas, los resultados no son favorables.

“A veces se tienen las habilidades equivocadas. Se tienen ingenieros y contadores pero lo que se necesita a veces son antropólogos y sociólogos. Mucho hoy en día depende de un diálogo acotado y entender cuáles son los intereses y dejarlos tomar el volante”, anota el ejecutivo.

Por otro lado, las comunidades tienen prejuicios muy fuertes debido a las experiencias previas que han tenido con otras compañías mineras.  La idea de que generan depredación y no desarrollo social o económico.

“Creo que al razón es que en el pasado la aproximación ha sido equivocada y han dejado un legado. Hay elementos que se pueden ver para cambiar eso pero la realidad es que toma tiempo, comunicación y compromiso desde el más alto nivel”, señala Butler.

“Si la comunidad ve que el CEO pasa tiempo en el campo con ellos y ven que la compañía esta comprometida en cambiar la aproximación y hacer las cosas bien, creo que por ahí se empieza”, agregó.

Por último señaló que el CEO de Antamina le comentó que pasba gran parte de su tiempo con las comunidades y los gobiernos locales. Eso, señaló, es importante para ser exitoso porque quieren ver que el líder está comprometido en hacer las cosas bien y no solo una persona de mando medio.

"Porque ahí se piensa que las demandas no se hacen llegar", .

Butler estuvo en el marco del Simposium del Oro y la Plata y finalizó asegurando que formar una buena relación asociativa es clave.

Leer comentarios ( )

Ir a portada