Las medidas tributarias incluidas en la Ley de reactivación de la economía, como la reducción del Impuesto a la Renta y la recuperación anticipada del Impuesto General a las Ventas (IGV) para microempresas, permitirán al Perú recuperar su competitividad tributaria, señaló el ministro de Economía y Finanzas, .

[ Lea también: ]

Manifestó que dicha ley, promulgada hoy en Palacio de Gobierno por el presidente Ollanta Humala, establece que el Impuesto a la Renta que pagan las empresas bajará de 30% a 28% a partir del 1 de enero del 2015 y luego gradualmente se reducirán otros dos puntos.

"Cuando se establece la tasa del Impuesto a la Renta a las empresas en 30% en el Perú, el promedio de los países del primer mundo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) era una tasa superior al 35% y el Perú en ese entonces era un país competitivo tributariamente", recordó.

Sin embargo, señaló que los países de la OCDE han reformulado sus respectivos marcos tributarios y ahora tienen una tasa del Impuesto a la Renta equivalente al 26%, por lo que a esa tasa quiere llegar el gobierno del Perú.

"Estamos recuperando esa competitividad tributaria y no es lo único, ya que estamos haciendo otras cosas pero esto es fundamental, esto es importante porque esto significa que el Perú es más atractivo para atraer nuevas inversiones desde el exterior. También es más atractivo para que capitales domésticos inviertan más dentro del país", comentó.

Asimismo, mencionó que las medidas adoptadas por el gobierno permitirán una mayor reinversión de las utilidades que generan las empresas, ya que se han establecido incentivos para ello.

"Esto significa más empleo para todos los peruanos que es el fin último que todos perseguimos, mejorar el bienestar de todos los peruanos y por eso estamos atacando los componentes tributarios de todos aquellos que van a traer mejores condiciones de vida para nuestros ciudadanos", dijo.

MicroempresasAsimismo, recordó que la ley establece el beneficio del régimen anticipado del Impuesto General a las Ventas (IGV) para la compra de equipos por parte de las microempresas, lo que será un "beneficio importante" que ayudará a resolver un problema que tienen las microempresas y es que son frágiles por su baja productividad.

"Una microempresa que compra una máquina de S/. 10,000 como una panadería que compra un horno, podrá recuperar esos S/. 1,800 (por IGV) por lo que antes esperaba años para poder recuperar, ahora lo va a recuperar con carácter inmediato", dijo.

Finalmente, manifestó que la reducción de precios de combustibles y sus respectivos impuestos permiten que un transportista que consume gasoholes de 90 puede ahorrar más de S/. 2,000 al año.