Módulos Temas Día

MEF: Inversión privada no minera crecería en el 2018 a su mayor tasa en cinco años

El MEF está implementando medidas económicas para mejorar la productividad y competitividad del Perú a través de un uso más eficiente de los factores de producción: capital, fuerza laboral y productividad.

Obras por impuestos (OxI)

El desarrollo proyectos vía OxI ha permitido que más peruanos accedan a infraestructura y servicios públicos de calidad, indicó Pro Inversión. (Foto: USI)

. (Foto: USI)

El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) reafirmó que la actividad económica en el Perú crecerá cerca de 4% el 2018, impulsada por el fortalecimiento de la demanda interna, tanto por el mayor impulso fiscal y la recuperación de la inversión privada.

Acerca de la inversión privada, el viceministro de Economía, Hugo Perea, indicó que crecería 5.2% este año, gracias no solo a la inversión minera, que crecerá en 19.4%, sino también por la inversión no minera que lograría un avance de 2.7%, que será la tasa más alta en cinco años, para luego acelerar su tasa de crecimiento a 6.2% entre 2019 y 2022.

Agregó que la inversión privada no minera considera a los proyectos en infraestructura, hidrocarburos, retail, inmobiliario, entre otros.

“El buen dinamismo de la actividad económica en el primer semestre de 2018 asegura el crecimiento de 4% para el presente año, lo cual le permitirá a Perú seguir liderando en comparación al resto de países de la región”, afirmó en el III Foro "Diálogos Para el Desarrollo 2018", organizado por Confiep.

Finanzas públicas

Por el lado de las finanzas públicas, el viceministro señaló que el proceso de consolidación fiscal se ha adelantado para este año y se plantea una senda de convergencia fiscal más gradual con dos objetivos: evitar una reducción más pronunciada del impulso fiscal en los años siguientes y reforzar la credibilidad de la trayectoria de consolidación fiscal y el compromiso con la sostenibilidad fiscal.

Así, para el 2018, el déficit fiscal anual a julio es de 2.2% del PBI y se espera que el déficit fiscal a fines de año alcance 3% del PBI, menor al de la regla (3.5% del PBI).

Por su parte, para los años 2019, 2020 y 2021 la proyección del déficit fiscal se ubicará en 2.7% del PBI (regla: 2.9% del PBI), 1.9% del PBI (regla: 2.1% del PBI) y 1% del PBI, respectivamente.

Perea insistió en que el continuo compromiso con la sostenibilidad de las finanzas públicas permite que Perú sea uno de los países de la región que ha mantenido su calificación crediticia en las tres principales calificadoras de riesgo.

Recientemente Moody’s, mantuvo la calificación crediticia de Perú en A3 con perspectiva estable, debido historial de estabilidad macroeconómica, a la gestión fiscal prudente y a los sólidos fundamentos macroeconómicos del país.

Política económica

El viceministro también mencionó que el MEF está implementando medidas de política económica orientadas a mejorar la productividad y competitividad del país a través de un uso más eficiente de los factores de producción: capital, fuerza laboral y productividad.

En ese sentido, explicó que se ha publicado un documento de discusión sobre los principales ejes para impulsar la competitividad y productividad en el Perú, que tiene como objetivo recibir opiniones para desarrollar la Política de Competitividad del país.

Se trata de ocho ejes de trabajo, que son parte de una propuesta multisectorial en la cual se identificaron y definieron prioridades, así como la orientación de las acciones que deben adoptar los sectores y las entidades públicas, que incluye a los gobiernos regionales y locales, los espacios público-privados, para lograr un país más competitivo, productivo y formalizado.

La Política Nacional de Competitividad tiene como objetivo apuntalar el crecimiento del PBI potencial mediante el fomento de la competitividad basada en las potencialidades de desarrollo económico de cada territorio, así como en la implementación de medidas transversales en favor de los sectores productivos.

Leer comentarios ( )