Luis Alegría, luis.alegría@diariogestion.com.pe.- La discusión del reactivadoras en el Congreso generó amplia polémica. En especial, la propuesta tributaria causó debate por la anunciada actualización excepcional de las .

El ministro de Economía, , explicó ante los parlamentarios, que hay un stock de deuda tributaria pendiente de cobro entre S/. 100,000 y 120,000 millones. De este total, detalló que ni siquiera el 5% es exigible de cobro, es decir, más de 95% es incobrable.

PolémicaLa pregunta que surgió en el debate fue quiénes serán los beneficiados con este recálculo de la deuda. Los congresistas inmediatamente fustigaron que los grandes deudores serían los 'suertudos'.

Sin embargo, Castilla respondió que no es posible identificar individualmente a estos deudores, porque están protegidos por la reserva tributaria.

Lo que sí detalló es que habría unos 152,000 beneficiarios de esta medida y el 92% de ellos son .

El ministro también precisó que 117,000 de estos beneficiarios tienen deudas con la Sunat que no superan los S/. 100,000.

ImpactosDe otro lado, observó que esta actualización de la deuda no corta, en promedio, ni un de cada deudor.

"En promedio, de los principales deudores, esto no les corta ni el 15% del total de la deuda que ellos tienen", dijo. También explicó que, para poder acogerse a este beneficio, estos deudores deberán renunciar al total de sus pretensiones en el Tribunal Fiscal o el Poder Judicial.

Así indicó el ministro queda en cada potencial beneficiario hacer su análisis y tomar una decisión. "El impacto real se verá de acá al 31 de diciembre, de aprobarse esta norma, fecha en la que se cierra la posibilidad de actualizar la deuda tributaria quitándole la capitalización de intereses", finalizó.

OTROSÍ DIGO

"Recálculo no es condonación"

Las cosas claras. El ministro Castilla precisó, varias veces durante su intervención ante la , que la actualización de la deuda no significa perdonar ni condonar, como los congresistas continuamente criticaban; sino que es un recálculo necesario considerando la magnitud de los incobrables. Así, el funcionario explicó que el 80% del stock de deuda acumulado entre 1998 y el 2005 es por intereses y multas.