Si bien la desnutrición en el país se ha visto reducida en los últimos años, con programas que han ido en "buena dirección", aún es un tema que necesita ciertas "acciones conjuntas", sostuvo Gemmo Lodisani, director regional para América Latina del Programa Mundial de Alimentos (PMA).

"Primero es necesario tener una voluntad política muy fuerte. Pero lo más importante es la necesidad de incrementar la inversión en el presupuesto para los programas sociales. Con esos elementos en conjunto se irá por el camino correcto", dijo a Canal N.

Lodisani reveló que la tasa de desnutrición crónica global es de aproximadamente 23%, mientras que la tasa de anemia (falta de hierro) es superior al 50%.

Señaló que otros países de la región cuentan con programas exitosos que son un conjunto de acciones que trabajan en crear tecnología, apoyo a la agricultura familiar, educación nutricional y educación alimentaria. "Ese es el paquete necesario para el Perú".

Impacto EconómicoEn un estudio hecho hace 6 años en América Central y la Región Andina, "El costo del hambre", el PMA reveló que la desnutrición en la escuela, y después en el trabajo, puede producir pérdidas a nivel económico de entre el 12% y 13%.