El debate sobre el continúa. Esta vez fue la consultora Maximixe la que hizo un análisis sobre la norma y aseguró que esta ley es como extender el régimen Mype a las grandes y medianas empresas.

La consultora afirmó que el nuevo régimen para los jóvenes reduce las obligaciones laborales a las empresas que contraten jóvenes de 18 a 24 años, equiparándolas a las ya contempladas por la llamada Ley del Régimen MYPE plicables exclusivamente a las micro y pequeñas empresas.

Dichos beneficios son el recorte del período vacacional de 30 a 15 días y la exoneración del pago de CTS y gratificaciones.

"Esta nueva ley equivale a una extensión de los beneficios laborales de la Ley del Régimen Mype hacia las grandes y medianas empresas contratantes de jóvenes de 18 a 24 años", señala.

[Etiqueta]

Para Maximixe la norma que defiende el Gobierno no le otorga ningún incentivo adicional a las Mype que las contempladas en su régimenm salvo el pago a Essalud subsidiado por el Estado durante el primer año de trabajo en caso de contratar jóvenes de 18 a 24 años, subsidio no tiene peso significativo en la estructura de costos de las pequeñas y micro empresas.

"La apuesta que deben haber hecho los arquitectos de esta ley, es que las grandes y medianas empresas serían las llamadas a gatillar la demanda de trabajo juvenil, dado que para muchas de ellas la reducción de obligaciones laborales que introduce la nueva ley respecto al régimen laboral general sí tiene un peso significativo en su estructura de costos", afirma la consultora.

Esta afirmación se basa en que el Estado asume el costo de la capacitación a través de un crédito fiscal, hasta por el equivalente al 2% de la planilla.

Los sectores más beneficiados serían los intensivos en trabajo de baja calificación, como el sector retail, demandante de personal joven que puede ser capacitado en corto tiempo y a bajo costo; las cadenas de estaciones de servicios de combustibles, los call centers, las cadenas de restaurantes y comida rápida, etc.