(AFP) El presidente argentino, , profundizó este viernes su política de reducción de impuestos a las grandes empresas exportadoras, al anunciar la eliminación de la gabela que pesaba sobre el sector de la minería.

"Hoy se terminan las retenciones (tributos) a las exportaciones mineras", anunció en un acto público en la localidad de Barreal, provincia de San Juan, a unos 1,300 kilómetros al oeste de Buenos Aires. El derecho de exportación era de 5% y ahora será cero.

La medida más fuerte que había tomado Macri desde que asumió en diciembre fue eliminar los derechos de exportación al trigo, maíz y otros cultivos, además de bajar de 35% a 30% los derechos sobre la rentable soja.

La Cámara Argentina de Empresas Mineras había revelado que exporta por más de US$ 4,000 millones anuales. Con esta decisión del presidente, el Estado deja de percibir impuestos por el equivalente a unos US$ 220 millones.

La medida gubernamental recibió de inmediato el respaldo del presidente de la Cámara de Exportadores (CERA), Enrique Mantilla, quien afirmó que es indispensable para promover nuevas inversiones.

En cambio, fue criticada por el senador opositor y cineasta Fernando Pino Solanas, quien dijo que se premia a mineras que contaminaron con millones de litros de cianuro los ríos de San Juan.

El legislador recordó un caso de derrame de cianuro de la empresa canadiense Barrick Gold en la región. En el 2009, Solanas estrenó su documental "Tierra sublevada: oro impuro" en el que denuncia la contaminación.

Por iguales motivos se pronunció en contra la entidad ecologista Greenpeace, al señalar que "se permite a una de las industrias más peligrosas y contaminantes seguir avanzando sin control sobre los recursos naturales".

Las empresas mineras exportan unas 70 variedades de metales, entre ellas oro, cobre y plata.