Módulos Temas Día

GES 2019

Reina Máxima de Holanda: startups de mujeres reciben menos capital pero tienen más éxito

La reina Máxima encabezó la sesión plenaria de apertura de la Cumbre Global de Emprendimiento GES 2019 junto con la secretaria de Transporte de Estados Unidos, Elaine Chao.

Reina Máxima de Holanda

Reina Máxima de Holanda

Reina Máxima de Holanda en GES 2019 en La Haya, Holanda. (Foto: GES 2019)

Resaltando el creciente éxito de las emprendedoras en todo el mundo, la reina Máxima de Holanda dio inicio hoy a las sesiones plenarias de la Cumbre Global de Emprendimiento GES 2019 que se lleva a cabo el 4 y 5 de junio en La Haya, al sudoeste de Ámsterdam.

Ante decenas de empresarios e inversores que participan en esta novena edición del encuentro, la reina empezó su discurso citando un reciente estudio publicado en Estados Unidos que revela que las mujeres suelen recaudar menos dinero para sus startups que los hombres; sin embargo, ellas cosechan más éxito con sus emprendimientos.

"Por lo general, las startups lanzadas por mujeres producen más por dólar invertido que las startups establecidas por hombres", dijo la reina Máxima durante la sesión plenaria de apertura de GES, en la que también participó la secretaria de Transporte de EE.UU., Elaine Chao.

La reina también dijo que la falta de financiación y acceso a un crédito bancario para los negocios en mercados emergentes "dificulta" a los emprendedores poner en marcha sus "proyectos creativos", pero las tecnologías ofrecen "una oportunidad para reducir costes".

La monarca de origen argentino subrayó que las nuevas tecnologías y la digitalización "pueden reducir drásticamente los costes" y permiten a los emprendedores desarrollar "negocios beneficiosos y de gran volumen", pese a la escasez de infraestructuras.

"Durante años, he visto lo importante que es el emprendimiento en la creación de trabajo, valor e innovación, para ofrecer productos y servicios que la gente necesita en todo el mundo, tanto en el mundo desarrollado como subdesarrollado", señaló la reina, quien también es asesora especial del secretario general de la ONU para una financiación inclusiva.

El emprendimiento tradicional ha sido el motor de las economías locales, señaló, pero con los avances tecnológicos, se está viendo "la creación rápida de emprendimiento innovador" con las startups, y las instituciones financieras deberían "invertir" y facilitar "el acceso" al crédito para permitir su desarrollo.

Máxima llamó a poner en común estos días ideas y propuestas que permitan solucionar problemas globales y recordó que "todos los sectores se han transformado: los servicios financieros, la alimentación y agricultura, la conectividad, la energía, el agua y la sanidad, haciendo que sean más eficientes y más accesibles para una gran parte de la población".

Además, la reina resaltó el papel de los reguladores en países en desarrollo para mitigar la excesiva concentración de mercado. Los gobiernos de economías en desarrollo deben protegerse contra la posibilidad de que las empresas se conviertan en monopolios u oligopolios, dijo la monarca.

"A medida que aparezcan nuevas tecnologías, la probabilidad de que el ganador se lleve todo podría ser más pronunciada en las economías emergentes, especialmente en el espacio digital", anotó.

"Para que todas estas cosas funcionen de manera inclusiva y justa, necesitaremos ciertos requisitos previos", dijo. "Estos prerrequisitos clave incluyen seguridad cibernética, sistemas de identificación digital, protección de datos de clientes, educación financiera y digital, privacidad de datos y conectividad a todos los segmentos de la población".

GES 2019, una cumbre que organiza EE.UU. junto al país anfitrión Holanda, fue inaugurado ayer de forma protocolar por el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo. En el evento, unos 2,000 empresarios e inversores de 140 países dialogarán hoy y mañana sobre oportunidades de negocios en áreas como agricultura, agua, energía, salud, conectividad, el futuro del trabajo y acceso al capital.

La apertura de la IX cumbre GES comenzó con un concierto en el que dos robots, de diferentes tamaños, tocaban la batería, al mismo ritmo que un músico sentado al otro lado del escenario, un ejemplo para poner de manifiesto "la importancia" de las nuevas tecnologías en las ideas que se debatan durante la cumbre.

Leer comentarios ( )