Módulos Temas Día

¿Por qué no es recomendable prohibir las redes sociales en la oficina?

En la era de Internet y las redes sociales, ¿tiene sentido vetar su acceso en el trabajo? Esta es la parte negativa de esta política de muchas empresas mundiales.

Empresas

¿Las empresas desconfían de sus trabajadores? Algunos expertos y estudios dan detalles al respecto. (Foto: Shutterstock)

¿Las empresas desconfían de sus trabajadores? Algunos expertos y estudios dan detalles al respecto. (Foto: Shutterstock)

¿Las empresas desconfían de sus trabajadores? Algunos expertos y estudios dan detalles al respecto. (Foto: Shutterstock)

¿Las empresas desconfían de sus trabajadores? Esta podría ser una interpretación de la decisión de muchas empresas de distintas partes del mundo que bloquean el acceso a ciertos contenidos online en el trabajo. La firma de seguridad informática Kaspersky Labs señala que el 40% de compañías del mundo impide a sus trabajadores acceder a redes sociales en la oficina.

Para muchas organizaciones el bloqueo está justificado. Pero ¿qué las lleva a tomar esa medida? Primero, la empresa cree que se pierde la productividad. Además, se corre el riesgo de recibir virus informáticos o filtrar información confidencial a través de estas páginas; por ello, la única salida que consideran es la prohibición.

En la era de Internet y las redes sociales , ¿tiene sentido vetar su acceso en el trabajo? Forbes señala la parte negativa de esta política: la prohibición de redes sociales dentro de la empresa no aumenta la producción ni el rendimiento laboral de la persona, sino es todo lo contrario. Según el artículo de la revista, ningún empleado pasa todas sus horas de trabajo concentrado al cien por ciento.

La prohibición del uso o acceso a las redes sociales en el trabajo también supone un mensaje negativo para los empleados, pues les da a entender que se mueven en un ámbito de desconfianza.

Un estudio realizado en 2010 en el Reino Unido reveló que la prohibición del uso de Internet para fines personales en el trabajo le costaría a una empresa británica 8 millones de euros anuales por la pérdida de productividad de sus trabajadores.

Empresas

La prohibición del uso o acceso a las redes sociales en el trabajo también supone un mensaje negativo para los empleados. (Foto: AFP)

La prohibición del uso o acceso a las redes sociales en el trabajo también supone un mensaje negativo para los empleados. (Foto: AFP)

La prohibición del uso o acceso a las redes sociales en el trabajo también supone un mensaje negativo para los empleados. (Foto: AFP)

Tomarse 10 minutos para revisar el Internet o sus redes sociales como manera de descanso en el trabajo reduce el estrés y ayuda a descansar la mente. El estudio destacó que si los jefes apoyan a sus empleados para que se tomen un descanso aumenta la productividad.

Asimismo, otros estudios al respecto han sugerido que estos descansos hacen que los trabajadores prioricen y gestionen mejor su trabajo y reduzcan sus niveles de estrés. Otra ventaja de este permiso es que incrementa la sociabilidad entre los compañeros de trabajo influenciando positivamente en el desempeño del grupo en general.

¿QUÉ DICEN LOS EXPERTOS SOBRE LA PROHIBICIÓN?

La vida personal se confunde cada vez más con la profesional. Desde un smartphone corporativo respondemos e-mails de trabajo, pero también recibimos llamadas personales. LinkedIn ya no se utiliza solo para encontrar trabajo, también para mantener el contacto con clientes. Y Twitter es una fuente inagotable de ideas e información en todos los ámbitos. "Vivimos en un mundo donde lo personal y lo profesional se mezclan, es imposible separarlos artificialmente, las empresas deben intentar que ambas parcelas fluyan lo mejor posible", señala Ricardo Pérez, profesor del IE Business School.

Vodafone, BBVA, Ferrovial o la farmacéutica Lilly en España practican una política de libre acceso a redes sociales. "El fondo de la cuestión está en la motivación de los empleados. Un empleado que pierde el tiempo no lo hace por tener acceso a las redes sociales. Si se las prohíbes perdería el tiempo en otra cosa. El problema está en su motivación, no en Internet", explica Juan Pedro Herrera, director de recursos humanos de Lilly.

En conclusión, las redes sociales no solo nos permiten resolver los grandes problemas de forma grupal, sino también nos instruye más, nos hace capaces de pensar con mayor independencia. En todo caso, se podría establecer ciertas normas respecto al uso de Internet y las redes sociales en horas de trabajo.

Leer comentarios ( )