Módulos Temas Día

El problema con los tipos dominantes como Zuckerberg

Las controversias que giran en torno a Facebook Inc. plantean dudas sobre si la posición dominante del fundador y presidente de la empresa, Mark Zuckerberg, todavía beneficia a la compañía.

Zuckerberg

Zuckerberg

Mark Zuckerberg. (Foto: Reuters)

Esto irrita a los inversionistas en Estados Unidos, y ahora los está molestando también en Europa. La actitud permisiva del mercado de valores de EE.UU. con respecto a las ofertas públicas iniciales que otorgan a los fundadores derechos especiales de voto es el tema de una campaña internacional.

Con toda razón. El mercado de nuevas emisiones de EE.UU. es el que establece el estándar de facto para el resto del mundo. Las estructuras de voto antidemocráticas son una exportación no deseada.

El principio de “una acción, un voto” es justo y otorga cierta influencia a las personas externas para que la administración rinda cuentas. Es cierto que las acciones de la matriz de Google, Alphabet Inc., han prosperado con dos clases de acciones que dan el control a sus fundadores.

Parece un ejemplo de cómo una estructura desequilibrada facilita la toma de decisiones a más largo plazo de lo que los inversores institucionales podrían tolerar si fuera de otra forma. Pero es la excepción.

Las acciones de Snap Inc., Altice USA Inc. y Blue Apron Holdings Inc. han tenido un terrible desempeñado desde que salieron a bolsa en 2017. Las controversias que giran en torno a Facebook Inc. plantean dudas sobre si la posición dominante del fundador y presidente de la empresa, Mark Zuckerberg, todavía beneficia a la compañía.

Por supuesto, nadie obliga a los inversionistas a comprar una acción con acuerdos de votación desequilibrados. Y la eliminación del tipo de acción con derechos especiales de voto por lo general dejaría a la administración titular con una participación de control. Las empresas de tecnología argumentan que el "control fundador" apoya las decisiones de inversión a largo plazo.

Los proveedores de índices están creando índices separados que excluyen acciones con estructuras de votación deficientes. Pero la investigación académica respalda los temores de que las estructuras poco equitativas puedan convertirse con mayor frecuencia en un pasivo. Sería mejor si las bolsas de valores limpiaran el mercado en general.

En octubre, el Consejo de Inversores Institucionales con sede en Washington propuso que las estructuras de acciones de clase dual deberían finalizar automáticamente a los siete años de la salida a bolsa, a menos que los accionistas independientes aprobaran una extensión.

Este acuerdo “de caducidad” es una respuesta pragmática y proporcionada que simplemente requiere el dominio del fundador para demostrar su valor. Un grupo de fondos europeos que representan US$1,7 billones de activos, incluyendo a Legal & General Investment Management y el fondo holandés PGGM, escribieron el mes pasado a la Bolsa de Nueva York y al Nasdaq para respaldarlo.

Las bolsas globales compiten entre sí por las OPI. Esta dinámica influye en sus estándares. El mercado de valores de EE.UU. es el grupo de capital más grande del mundo, lo que presiona a otras bolsas para que reduzcan sus estándares para atraer negocios.

Como tal, EE.UU. tiene el deber especial de mostrar liderazgo en este tema.

Por ahora, las bolsas no hacen promesas. El presidente de Nasdaq, Nelson Griggs, dijo que su bolsa cree en la "flexibilidad de la estructura de la acción" con el fin de proporcionar a todos los inversores acceso a compañías en crecimiento, al tiempo que mantiene los estándares bajo revisión, agrega.

La buena noticia es que una menor proporción de empresas estadounidenses que salieron a bolsa en EE.UU. en los primeros nueve meses de 2018 tenía una estructura de clase dual, comparado con todo el 2017, según el consejo.

Entre los que sí tenían estructura dual, la proporción con cláusulas de caducidad aumentó. La tendencia es alentadora, aunque no se aplica a las compañías extranjeras que cotizan en EE.UU. Pero eso no debería aliviar la presión de los reguladores de EE.UU. para establecer estándares a los que el resto del mundo pueda aspirar.

Por Chris Hughes

Esta columna no necesariamente refleja la opinión de la junta editorial o de Bloomberg LP y sus dueños.

Tags Relacionados:

Mark Zuckerberg

Facebook

Leer comentarios ( )