Módulos Temas Día

La mujer que convirtió su pasión por la foto en una startup que conquista viajeros

Todo empezó un año atrás en un viaje que hizo a finales de 2015 a Chicago. Hoy Memorick ya está operando en 150 destinos con una red de más de 250 fotógrafos.

startup

startup

startup

startup

Hace poco menos de un año la vida de Stephanie López Muñoz, fundadora de Memorick, cambió. De ser una ejecutiva en British American Tobacco pasó a ser una emprendedora inexperta que ha logrado que su startup que conecta viajeros con fotógrafos locales crezca 20% mes a mes.

A sus 28 años, la administradora de empresas, originaria de Torreón, Coahuila, en México ha encontrado la forma de convertir su pasión por la fotografía y los viajes en un negocio.

Desde su formación universitaria, López había tenido la oportunidad de estudiar en países de Asia y en Estados Unidos y en la multinacional, donde trabajó por cinco años en el departamento de Recursos Humanos, tuvo varios proyectos en Corea del Sur.

Debido a esas experiencias, afirma: “siempre me ha gustado el lado multicultural”, que es esencial para llevar a flote esta startup.

Todo empezó un año atrás en un viaje que hizo a finales de 2015 a Chicago, en el que contrató un fotógrafo profesional para que tomara fotos de esas vacaciones.

“De pronto se me ocurrió que había más gente como yo que quisiera probar ese servicio; sin darme cuenta ahí empezó el negocio y yo fui mi primera clienta”, recuerda la emprendedora, en entrevista con Entrepreneur.

Al regreso de ese viaje, “en el avión empecé a escribir el plan de negocio en una servilleta”, comparte López.

Luego hizo una investigación de mercado preguntándole a sus amigas cercanas que iban a viajar de luna de miel si les gustaría contratar un servicio como el de Memorick. La respuesta fue un rotundo sí.Fue en ese punto donde López comenzó su travesía como emprendedora.

Mientras trabajaba en la tabacalera estuvo desarrollando el proyecto durante las madrugadas. Hasta que a finales de 2016 decidió emprender formalmente y renunciar.

“En mi carrera corporativa me estaba yendo muy bien, tenía un puesto que siempre quise tener, entonces la decisión de emprender no fue tan fácil porque estaba muy feliz, pero la demanda del negocio empezó a crecer orgánicamente sin invertir un peso más que en el esfuerzo”, comparte López.

Startup
Para la joven emprendedora el mundo de las startups era una cosa ajena, pero un conocido le recomendó aplicar a la aceleradora 500 Startups donde fue seleccionada en marzo de este año. Ahí participó en un programa de aceleración que duró cuatro meses y fue fondeada con U$S$ 65 mil en capital semilla.

En la competencia 500 Startups, que se realiza en México, la emprendedora aprendió sobre muchos temas que debe aplicar en su negocio en el futuro y, sobre todo, “he escuchado muchas historias de éxito, pero para mí lo que más vale son las historias de fracaso porque podemos aprender de ellos”, determina.

Todo esto ha servido para arrancar en forma Memorick, cuyo propósito es convertir recuerdos en el mejor souvenir a un precio accesible para los viajeros. El ticket promedio por sesión fotográfica depende el destino, en Europa y Asia es de US$ 240, mientras que en México de US$ 180.

A once meses de su fundación, Memorick ya está operando en 150 destinos con una red de más de 250 fotógrafos. Además, López ya no está sola en el proyecto, pues cuenta con un equipo de nueve personas expertas en tecnología, marketing y ventas. “Nos ha sorprendido la escalabilidad del negocio pues podemos tener clientes en cualquier lugar del mundo”, afirma la emprendedora.

Por lo pronto, para el próximo año, el objetivo es tener crecimientos del 30% mensuales. Para conseguirlo, la estrategia es incrementar su comunidad de fotógrafos. “Aunque ahora estamos en una etapa en la que más fotógrafos nos buscan de los que nosotros buscamos”, aclara López.

Los fotógrafos (que reclutan a través de redes sociales y directorios de fotógrafos) son pieza clave para el crecimiento de Memorick, pues su trato cálido hace que la startup se forme una buena reputación. “Más que un fotógrafo se convierte en un amigo local porque es la persona que te va a platicar cuál es el bar de moda o cuál es el mejor museo para visitar”, dice la emprendedora.

Para impulsar el crecimiento de esta startup ahora mismo se están haciendo alianzas con agencias turísticas nacionales y se está poniendo empeño en una estrategia de marketing digital en redes sociales enfocada en promoverse a través de influencers y bloggers.

En este viaje como emprendedora, López considera que el mayor reto es aprender a liderar un equipo. “Aunque tuve gente a mi cargo, no es lo mismo ser jefe de un equipo en tu propia empresa que en otra, por el nivel de responsabilidades”, reconoce.

“Hay muchas cosas que no sé y que debo seguir puliendo porque un día quiero ser una líder ejemplar, aunque sé que es un camino largo de recorrer”, dice López sobre cómo va a enfrentar este reto.

Tags Relacionados:

Startup

FOTO

viajes

Leer comentarios ( )