Módulos Temas Día

¿Cómo lidiar con un jefe problemático?

Si te encuentras en una situación en la que te resulta casi imposible trabajar con tu jefe, entonces es el momento de tomar medidas para mejorar la relación con algunos consejos

¿Cómo lidiar con un jefe problemático?

Un jefe temperamental hace que el ambiente laboral sea insostenible y genere una situación caótica que se puede solucionar con algunos consejos. (Fotos: Pixabay)

Un jefe temperamental hace que el ambiente laboral sea insostenible y genere una situación caótica que se puede solucionar con algunos consejos. (Fotos: Pixabay)

Un jefe temperamental hace que el ambiente laboral sea insostenible y genere una situación caótica que se puede solucionar con algunos consejos. (Fotos: Pixabay)

La relación entre jefes y empleados debe ser la más cordial para alcanzar los objetivos de la empresa, pero esto a veces se convierte en una misión imposible, ya que existen algunos líderes que son temperamentales y tienen un carácter difícil que puede volver la situación insostenible en la oficina.

Esta situación hace que la tranquilidad desaparezca y todo se vuelca caótico haciendo que renuncien a su empleo. Si te encuentras en una situación en la que te resulta casi imposible trabajar con tu jefe, entonces es el momento de tomar medidas para mejorar la relación o para pensar en nuevas alternativas si sientes que la situación está fuera de control. Si te enfocas en ser constructivo y en mantener la calma, podrías sorprenderte con lo fácil que es manejar a un jefe difícil.

Presta atención a estos 10 consejos que puedes aplicar en tu trabajo para lograr que el ambiente laboral mejore y puedas lidiar con un jefe problemático.

1. Busca patrones

Debes prestar mucha atención sobre las situaciones que suelen provocar esos cambios de humor en tu jefe. Si estás teniendo dificultades para ubicar esos patrones, abre una línea de comunicación entre tú y el asistente de tu superior, ya que él sabrá en que momento es mejor hablar con él y en que no.

2. Limita las interacciones si tú no estás de humor

Cuando estamos pasando por un mal momento es difícil de controlar el mal humor, así que lo mejor es dirigirle la palabra lo menos posible y en caso verte obligado hacerlo de la forma más sosegada y positiva posible.

3. Mantén la calma

Aunque tu jefe esté insoportable, no debes perder ni la calma ni la cordura. Sí, sabemos que a veces es complicado, pero si te pones a tu altura, lo que es un simple cambio de humor puede acabar convirtiéndose en una discusión. Además, una disputa puede afectar a la productividad y eso siempre será, no te quepa duda, culpa del empleado.

4. Asegúrate de que no seas tú

Quizá estés pasando una mala racha y tu susceptibilidad sea mayor que otras veces, y esto combinado con el temperamento de tu jefe puede hacerte verlo como un tirano. Asegúrate de si la situación es sólo culpa suya o tu estado anímico también tiene algo que ver.

5. No lo tomes como algo personal

La mayor parte de los jefes temperamentales no dicen las cosas con ánimo de ofender a los empleados en sí, sino que sueltan una retahíla de cosas a veces provocada por la propia tensión. Trata de no tomarte sus broncas como ataques personales, sino como cuestiones laborales.

6. Documenta todo lo que puedas

Si la situación se pone insostenible y quieres demostrar que tu jefe no tiene la razón en diversas cosas, entonces lo mejor es que guardes todas las pruebas que tengas de sus momentos cumbre de su temperamento: e-mail, mensajes de WhatsApp, recibos, etc. Todo lo que pueda demostrar que se equivoca, guárdalo.

7. Elige el momento adecuado para hablar

No esperes a los últimos minutos de la jornada para hablar con tu jefe, en este momento ya se encuentra pensando en otras cosas, además, si ya lo has hecho antes y sabes que lo pone de mal humor, entonces busca otro momento para hacerlo.

8. Si los cambios de humor son reiterados, convérsalo

El humor de tu jefe puede acabar con la tranquilidad en la oficina y tú podrías evitarlo. Si tu superior no sea consciente de cómo su carácter afecta al equipo, lo mejor que puedes hacer es trata de comentárselo o dejarlo entrever.

9. No lo provoques

Una vez que has averiguado qué dispara los cambios en el estado de ánimo de tu jefe, no metas más leña al fuego sólo para cumplir con una fecha límite o terminar un proyecto, así que analiza bien la información que manejas y determina como puedes usarlo.

10. No te enfrentes al jefe durante un cambio de humor

A pesar de la situación es mejor evitar iniciar una pelea, ya que esto podría ocasionar peores cosas. Si el problema persiste, encuentra el momento adecuado para hablar con tu jefe y si no logras llegar a un consenso con él, entonces lo mejor es que hables con personas que sean superiores a tus jefes para lograr encontrar una solución.

Tags Relacionados:

empleo

Leer comentarios ( )