Módulos Temas Día

Es hora de preguntar si realmente hay igualdad salarial

La razón de la brecha en Gran Bretaña se debe a la distribución de la fuerza de trabajo: hay más hombres en cargos altos mejor pagados, según muchas empresas .

Igualdad de género

Igualdad de género

La brecha es pequeña para los empleados más jóvenes y aumenta a medida que los trabajadores avanzan en edad. (Foto: Bloomberg)

La reciente encuesta en Gran Bretaña sobre la brecha salarial de género encontró - sorpresa - que el sistema se inclina abrumadoramente a favor de los hombres. Pero muchas empresas se apresuraron a señalar que una brecha salarial de género no es lo mismo que la desigualdad salarial. Insisten en que hombres y mujeres en roles comparables son compensados por igual, como lo exige la ley.

La razón de la brecha, afirman, se debe a la distribución de la fuerza de trabajo: hay más hombres en cargos altos mejor pagados. Mientras que las mujeres languidecen en funciones junior con menores salarios - o trabajan a tiempo parcial -, las cifras generales se inclinarán hacia los hombres.

El puñado de empresas que proporcionaron cifras ajustadas para dar cuenta de los patrones de trabajo, combinación de roles, licencias de maternidad y otras licencias muestran una brecha menor.

Entonces, ¿las empresas discriminan? En este punto, solo tenemos su palabra de que no lo hacen. Una mirada a los datos de la Oficina de Estadísticas Nacionales (ONS, por sus siglas en inglés) del Reino Unido es sugerente. Si compara el salario medio por hora de empleados a tiempo completo (sin incluir horas extraordinarias) por edad y ocupación, puede comenzar a tener en cuenta las razones estructurales por las cuales las mujeres tradicionalmente están en el extremo peor pagado.

La brecha es pequeña para los empleados más jóvenes y aumenta a medida que los trabajadores avanzan en edad, posiblemente debido a la acumulación de experiencia, que afecta negativamente a las mujeres que dejan la fuerza de trabajo después de dar a luz.

Incluso en ocupaciones donde dominan las mujeres, como en roles de cuidado y administrativos, los hombres ganan más que las mujeres sobre una base mediana. Y en posiciones de alto nivel, los gerentes, directores y altos funcionarios varones reciben compensaciones más altas que sus contrapartes femeninas.

Para ser claros, estos datos, que se obtuvieron de los registros impositivos que representan 19 millones de empleos a tiempo completo, son sugerentes, no concluyentes. La ONS dice que no proporciona evidencia de desigualdad salarial.

Por un lado, compara ocupaciones similares y no roles específicos. No toma en consideración la geografía, la antigüedad, el sector o tamaño de la empresa.

Esta falta de claridad solo resalta la necesidad de más transparencia sobre la compensación. Es complicado porque hay un riesgo de responsabilidad legal aquí: las empresas tienen un poderoso incentivo para enfatizar la equidad en sus estructuras salariales debido a las leyes de igualdad salarial del Reino Unido. No es de sorprender, entonces, que la mayoría tenga pocas ganas de hablar de esto.

Por Elaine He

Esta columna no necesariamente refleja la opinión de Bloomberg LP y sus dueños.

Leer comentarios ( )