Módulos Temas Día

Grandes inversores ya presionan a empresas para que incorporen más mujeres en juntas directivas

La acción de los inversores ha tardado en llegar, dice Denise Wilson White, directora ejecutiva de Hampton-Alexander Review, que ha luchado por una mayor diversidad en las juntas británicas desde el 2011. "Pero realmente pueden hacer la diferencia", enfatizó.

mujeres ejecutivas

mujeres ejecutivas

mujeres ejecutivas

Envalentonados por las exitosas campañas del año pasado contra los excesivos salarios para ejecutivos, algunos de los mayores inversores del mundo están virando su enfoque hacia las mujeres (o mejor dicho, la falta de ellas) en las juntas corporativas.

Legal & General Investment Management es la más reciente institución en decir que votará en contra de las juntas que no tenga al menos un 25% de participación femenina. Standard Life Aberdeen Plc, uno de los grupos de administración de fondos más grandes de Gran Bretaña, ha dicho que votará en contra de las juntas donde los hombres ocupan más del 80% de los puestos.

Standard Life votó el jueves pasado contra Herald Investment Trust porque su junta directiva no tiene mujeres, dijo un portavoz. Entre los FTSE 250, Herald tiene una de las 11 juntas completamente masculinas, un grupo que ha crecido desde las 8 juntas de ese tipo a principios de año.

La acción de los inversores ha tardado en llegar, dice Denise Wilson White, directora ejecutiva de Hampton-Alexander Review, que ha luchado por una mayor diversidad en las juntas británicas desde el 2011. "Los inversores han sido terriblemente lentos en este aspecto, pero realmente pueden hacer la diferencia", dijo Denise.

La diversidad en las juntas de directores también ha avanzado en la lista de prioridades para los inversores a largo plazo en Estados Unidos. BlackRock Inc., el administrador de activos más grande del mundo, ha dicho que ahora espera que las compañías tengan al menos dos mujeres en sus juntas directivas en EE.UU. "Es probable que votemos en contra de los directores que no avanzan en el tema de diversidad sin una explicación específica y creíble", dijeron los representantes en un comunicado enviado por correo electrónico.

State Street Corp. también lideró el año pasado una campaña sin precedentes para votar contra cientos de directores estadounidenses, británicos y australianos en el comité de nominación para juntas que carecían de mujeres. Este año, su campaña se extiende a Canadá y Japón.

Hermes, otro gran inversor institucional, considera que las juntas directivas ya deberían haber logrado un mínimo del 30% de representación femenina. El año pasado se opuso abiertamente al entonces presidente del grupo minero Rio Tinto Plc debido a la falta de diversidad en su directorio.

Pero el voto de Hermes no fue apoyado por muchos otros y el presidente superó la votación con una rotunda mayoría. "La votación de Rio Tinto deja en claro que no hay suficientes inversores que presten su voto para respaldar su postura pública", dice Hans-Christoph Hirt, director de Hermes EOS en Hermes Investment Management.

La publicación de las cifras de brecha salarial de género de cada gran empresa en el Reino Unido se ha convertido en un poderoso catalizador para tomar cartas en el asunto. En el primer año de informes obligatorios, algunas compañías informaron una diferencia de hasta el 50% en lo que ganan los empleados hombres y las mujeres, mucho más que el promedio estadounidense del 18%.

"Esto va más allá de persuadir hoy en día", dijo White de Hampton-Alexander. "Se trata de votar".

Leer comentarios ( )