Módulos Temas Día

gestión educación ejecutiva Auspiciador gold

entrevista

Francisco Luna: “Para mi gusto el mejor sinónimo de un jefe es el de facilitador”

El country manager de Kantar Worldpanel en Perú dice que aún hay tabúes sobre los millennials. También relata su afición por la cocina.

Francisco Luna

Equilibrio. “El buscar el balance es una lucha continua”, dice Francisco Luna, quien participará el 29 de octubre en “Perspectivas económicas”, organizado por Gestión.

Equilibrio. “El buscar el balance es una lucha continua”, dice Francisco Luna, quien participará el 29 de octubre en “Perspectivas económicas”, organizado por Gestión.

Escuchar no basta, también es necesario acompañar y empoderar. Esa es la premisa de Francisco Luna, cabeza de Kantar Worldpanel en Perú.

Tras un año de haber dejado México, su país natal, el ejecutivo señala con satisfacción haber hallado más que similitudes en la idiosincrasia de ambas naciones. Asimismo, ahonda sobre su modo de liderazgo.

¿Cómo ha sido el proceso de habituarse a la dinámica de otro país?
Fíjese que Perú es un país con gente amable. Somos muy parecidos: los mexicanos somos buenos anfitriones y los peruanos también lo son. Nos acerca la cultura, historia, tradición y el gusto por la comida, porque creo que los países palpitan alrededor de un plato de comida.

¿No ha tardado en adecuarse?
El adecuarse es relativamente fácil, los extranjeros con los que hablo están felices de estar aquí. Lo único que cuestionamos es cuando el peruano se sube a un carro, ahí se transforma. Fuera de eso, es muy amable (ríe). Esta es una ciudad linda, aunque se quejan de la inseguridad y eso lo entiendo, pero no se puede comparar con lo que, desafortunadamente, vivimos en Ciudad de México.

¿Las jerarquías están muy marcadas?
Creo que las generaciones jóvenes están comenzando a dar ese cambio. La edad de mi equipo fluctúa entre los 20 y 30 años y empiezo a ver gente más abierta. Cuando las personas tienen la confianza para decir lo que quieren, les preocupa o lo que no les gusta, es extraordinario. A mí me encanta.

¿Eso tiene que ver con su estilo de liderazgo?
Creo que en términos de liderazgo no basta con escuchar, ahí nos quedamos cortos. Hay también que acompañar y empoderar para que la gente nos marque el camino y nos ayude a ser mejores. Para mi gusto, el mejor sinónimo de un jefe es el de facilitador, siempre lo he creído. El jefe está obligado a aplanar el camino para que la gente crezca.

¿Cómo es el perfil del millennial?, ¿es difícil de retener?
Creo que hay muchos tabúes. He escuchado que les cuesta mucho comprometerse, que no quieren hacer carrera en una compañía. Creo que en la medida en que les entregues proyectos y los empoderes, van a dar lo mejor de sí y van a querer hacer carrera en la compañía. Es una generación ávida de experiencia, conocimiento, que se compromete.

¿Cómo actúa cuando se fijan objetivos que no se alcanzan a tiempo?
Creo que lo que promueve la mayor parte de la industria es evitar hacer las correcciones al final. Se trata de dar lugar a procesos de coaching continuos, ya sea trimestral o semestralmente. En la medida en que vas haciendo revisiones en el camino de los avances y los vas analizando, evitarás hacer correcciones drásticas al final y podrás ir haciendo mejoras continuas. Se trata de reinventarse, pero no puede ser una vez al año, sino todos los días.

¿Se considera ‘workaholic’?
No es fácil, pero ayuda mucho la familia y la presión que ejerce demandando sus tiempos. Es un reto: ser eficiente en el día a día para encontrar espacios personales. Si crees que eres un buen trabajador solo por trabajar doce horas diarias, hay que cuestionarse. Porque además, si lo haces, provocas que tu gente empiece a hacer lo mismo, entonces el trabajo ya no será algo que disfrutes tanto. Y es otro punto: para retener el trabajo tiene que ser ameno.

¿Qué actividades disfruta hacer en sus tiempos libres?
Mi primer hobby es mi familia; no es el estar sino el convivir. Y eso lo conecto con mi segundo hobby, que es cocinar. Me encanta meterme en la cocina y hacerlo con mi familia. Hago una muy buena paella, el lomo saltado me queda ya muy bien. El cebiche también. Lo otro es el ejercicio. Me gusta mucho correr, andar en bici. Es más, una de mis metas para el próximo año es hacer mi primer triatlón en Perú, ojalá que sea con mi hijo.

¿Cuáles son sus expectativas de cara a un futuro cercano?
Me gustaría ver el crecimiento de la operación: como innovadora, como la mejor evaluada de Latinoamérica por los clientes, que trabaja de modo integrado con las empresas hermanas (Kantar Ibope Media y Kantar Millward Brown) y como una unidad en donde el equipo se desarrolla, crece y que exporta talento, donde el próximo country manager venga de mi equipo. Nada me daría más satisfacción.

EL DATO

Iniciativas. El “Big Six de Liderazgo”, o los seis atributos que los millennials buscan de sus líderes, así como un decálogo y un comité de clima laboral son algunos de los proyectos impulsados de manera interna por la firma.

“Las empresas no solo deben importar recetas, tienen que innovar”

“Las empresas no solo deben importar recetas, tienen que innovar”

“Las empresas no solo deben importar recetas, tienen que innovar”

Leer comentarios ( )