Módulos Temas Día

Efectos del precedente judicial

¿Cuáles son los criterios para considerar como falta el dormir durante la jornada laboral?

Un reciente fallo de la Corte Suprema consideró como válido el despido de un trabajador que durmió durante el horario de trabajo. Sin embargo, existen casos en dónde se puede justificar niveles de descanso por la necesidad de tener un estado de atención y alerta en la labor. 

casi dormido

Freepik

Dormir en el trabajo ¿causal de despido? Freepik

La Corte Suprema declaró infundado el pedido de un trabajador para ser repuesto en el centro de labores, ya que consideró que la empresa despidió correctamente al trabajador al haberse quedado dormido durante el horario de trabajo.

​El trabajador, indicó en su demanda que la empresa lo había despedido por su afiliación a un sindicato. Sin embargo, la empresa demostró que su despido se produjo por cometer una falta grave.

Sin embargo para el laboralista Germán Lora " no se puede generalizar los efectos de esta sentencia ", ya que se tiene que considerar casos como el del médico de turno, y similares.

En estos casos parecería razonable tener un descanso debido a la labor que se realiza, en donde " se requiere niveles de atención y alerta ", resaltó.

Lora también agregó que un factor importante a considerar en la aplicación de la sanción son los niveles de " responsabilidad y de riesgo " que conlleve la prestación de una determinada labor.

Finalmente, dijo la siesta en el Perú, -que es usual en determinadas actividades como en construcción civil- se realiza dentro del tiempo de refrigerio, anotó.​

Hechos del caso

Una empresa agroindustrial encontró a su trabajador durmiendo durante la jornada de trabajo, y tenía por función supervisar el sistema de difusión y motores de molino de producción, cuyo descuido podía ocasionar riesgos o accidentes de trabajo.

El trabajador era afiliado al sindicato con una afiliación de 25 años, pero tenía cuatro suspensiones por faltas previas. En su demanda de reposición, el trabajador señaló que fue despedido por su pertenencia al sindicato.

El juzgado en primera instancia declaró fundado el pedido del trabajador ya que la empresa no había realizado una correcta investigación ni tomó declaraciones testimoniales, en su procedimiento de despido.

No obstante, en segunda instancia la Sala Laboral, consideró infundado la demanda de reposición ya que el trabajador no probó que su paralización (dormir) se relacionó con su calidad de delegado del sindicato.

El fallo de la Corte Suprema

La Corte Suprema concluyó que el despido del trabajador fue justificado, ya que la falta " dormir en horas de labor " se sancionaba como muy grave en el Reglamento de Trabajo de la empresa.

Adicionalmente, las fotografías presentadas por la empresa demostraban que el trabajador se encontraba en una postura de descanso: estuvo con los ojos cerrados; tenía las piernas sobre el escritorio y usaba lentes.

Así, desestimó las alegaciones del trabajador de que se encontraba con los ojos cerrados y lentes por el uso de gotas oculares.​

Por último indicó que la afiliación sindical no se relacionaba con el despido ya que su afiliación era de 25 años.

Leer comentarios ( )