Módulos Temas Día

Esta ejecutiva muestra cómo 'golpear' a su exempleador donde más le duele

Renée James, expresidenta de Intel, ha creado un nuevo fabricante de semiconductores que amenaza el negocio más lucrativo del segundo mayor fabricante mundial de chips.

Intel

Intel

Renée James, expresidenta de Intel Corp. (Foto: Getty)

La expresidenta de Intel Corp., Renée James, creó un nuevo fabricante de semiconductores que está produciendo procesadores de computadoras para servidores orientados al negocio más lucrativo del segundo mayor fabricante mundial de chips.

Ampere Computing, del que es inversor Carlyle Group Inc., ha enviado muestras de su primer modelo a posibles clientes y tiene unas incluso mejores en proceso, dijo James.

Está dirigido a proveedores de servicios en nube, como Google, de Alphabet Inc., la unidad de servicios web de Amazon.com Inc. y los otros miembros de los "súper siete" que representan una cantidad cada vez mayor de ventas de la industria. Los procesadores, que Ampere está diseñando internamente, usan tecnología de ARM Holdings Plc.

James, quien pasó 28 años en Intel y se convirtió en la segunda ejecutiva de más alto rango antes de dejar la empresa en el 2016, cree que ha llegado el momento de competir en un mercado que su antigua compañía ha dominado durante más de una década. La medida de externalizar la informática a través de internet está cobrando impulso y está causando cambios radicales en la industria.

Empresas como AWS y Google crean su propio hardware y controlan su propio software, lo que significa que tienen necesidades específicas de procesadores que pueden ser mejor atendidas por las compañías que adopten un enfoque nuevo.

"El futuro no va a ser como el pasado", dijo. "La nube es totalmente diferente. Lo que los clientes quieren es diferente".

El pasado y el presente han recompensado muy bien a Intel. La compañía tiene más del 99% del mercado de chips de servidor. Su unidad de centros de datos tuvo ingresos por US$ 19,000 millones el año pasado y las ventas de esa empresa aumentaron un 20% en el cuarto trimestre.

Para el 2017, generó una ganancia operativa de US$ 8,400 millones. Las ventas a compañías como Google aumentaron un 35% en el cuarto trimestre.

James dijo que sus productos se enfocarán en el área de la nube de donde proviene la mayor parte de la expansión del crecimiento y que no estarán dirigidos a servidores corporativos generales, donde Intel sobresale.

Las empresas están comprando menos servidores a medida que externalizan sus necesidades de informática a los proveedores de la nube.

El primer producto de Ampere es un chip que tiene 32 núcleos de procesamiento capaces de operar en hasta 3.3 gigahertz. Cuestan US$ 950 cada uno y son fabricados por Taiwan Semiconductor Manufacturing Co. con tecnología de proceso de 16 nanómetros. Se comparará favorablemente con Intel, porque requiere mucha menos electricidad, dijo la ejecutiva.

Como exempleada de lo que fue el mayor fabricante mundial de chips durante más de 20 años hasta que Samsung Electronics Co. le arrebató el título a Intel en el 2017, James sabe que la escala es importante para determinar el éxito de los chips. Consiguió un equipo que ya había comenzado a diseñar un chip y continúa sumando personal a su plantilla de más de 300 personas.

En lugar de recaudar efectivo de firmas de capital de riesgo que normalmente no ofrecen la cantidad de dinero necesaria para tal emprendimiento, obtuvo el respaldo de la firma de capital privado Carlyle Group, donde había trabajado como asesora.

Mientras estuvo en Intel, James fue la ejecutiva más exitosa en una industria de US$ 390,000 millones dominada por hombres. Buscó el consejo de su mentor, el cofundador de Intel, Andy Grove, antes de tomar la decisión de comenzar su propia empresa. Grove le dijo que la industria necesita más startups para mantenerse saludable, si bien hay muchos trabajos más fáciles en el mundo.

Para tener éxito, James tendrá que dejar huella en el dominio de Intel que solo se crece incluso cuando tanto las firmas nuevas como los clientes han dicho que el mercado está listo para otras alternativas.

La ejecutiva recuerda cuando Intel trató de ingresar al negocio de servidores en la década de los noventa y empresas como Sun Microsystems Inc. ridiculizaron públicamente a la compañía. Sun ya no existe.

"Nada dura para siempre en este negocio", dijo.

Tags Relacionados:

Intel

microprocesadores

chips

Leer comentarios ( )