La propagación del COVID-19 ha acelerado la automatización en industrias que se han visto muy afectadas por el virus o que no permiten el trabajo remoto.
La propagación del COVID-19 ha acelerado la automatización en industrias que se han visto muy afectadas por el virus o que no permiten el trabajo remoto.