Módulos Temas Día

harvard business review

Consejos y temas de conversación: sea transparente con sus empleados

Es difícil decirle a un empleado que no obtuvo el ascenso que quería. Su objetivo debe ser avisarle con claridad y empatía, nos recomienda Harvard Business Review.

entrevista de trabajo

FOTO 4 | Las preguntas sobre tus habilidades interpersonales ¿Alguna vez has tenido problemas con un compañero o superior? ¿Trabajas bien en equipo? ¿Podrías darme un ejemplo en el que el trabajo en equipo fuera clave? ¿Podrías darme un ejemplo sobre como lidias con los conflictos? Descubre cómo lidiar mejor con conflictos, aplícatelo y empieza a contestar bien. ¿Cómo te describirían tus compañeros y jefe? ¿Cuál es tu estilo de liderazgo? Descubre qué estilos de liderazgo hay, y cual es el tuyo aquí. ¿Cómo describirías tu estilo de trabajo? ¿Podrías contarme como lidiaste con un problema con un compañero en el pasado? Te explicamos cómo lidiar con compañeros problemáticos aquí, para que no te pillen desprevenido. Pongamos que sabes que tu jefe está equivocado sobre un asunto, ¿cómo lidiarías con ello? Aprende cómo y cuando discrepar con tu jefe, y da una buena respuesta.

 

Sé transparente cuando le digas a un empleado que no obtuvo el ascenso

Es difícil decirle a un empleado que no obtuvo el ascenso que quería. Tu objetivo debe ser avisarle con claridad y empatía.
— Comienza hablando de las contribuciones de tu empleado y agradeciéndole por solicitar el ascenso. Evita comentarios incómodos como “La próxima vez lo obtendrás”, una promesa que quizá no podrás cumplir. Prepárate para explicar por qué no se lo diste. ¿Le faltó cierta experiencia, disciplina o aptitud?, por ejemplo.
— Compártele cómo tomaste la decisión. Aunque el empleado no esté contento con el resultado, es importante que sepa que el proceso fue justo.
— Finalmente, termina la conversación diciendo algo así: “Me encantaría seguir hablando de tus metas profesionales, así que apartemos un momento para hablar de cómo obtendrás la experiencia necesaria para avanzar”. Después, asegúrate de darle seguimiento.

(Adaptado de “How to Tell an Employee They Didn’t Get a Promotion”, de Rebecca Knight).

Cuando estés en crisis, permite que tus compañeros de trabajo te ayuden
Cuando estás pasando por una crisis personal, es probable que necesites el apoyo de tus colegas. Sin embargo, quizá no saben cómo ser útiles, así que pídeles ayuda atenta y específicamente.
Diles qué necesitas y por qué es importante que te ayuden, y, como con cualquier petición de trabajo, dales una fecha límite. Podrías decir, por ejemplo: “Me encantaría que me ayudaras a lo largo de las siguientes dos semanas mientras dejo de venir para cuidar a mi madre. ¿Podrías terminar el reporte en el que hemos estado trabajando para el siguiente jueves? Me despejaría la mente para enfocarme en lo que debo hacer en casa”. Las investigaciones muestran que la manera en que formulas una petición influye en gran medida en que alguien acepte. Si eres claro acerca de lo que necesitas exactamente, será más fácil que tus colegas te ayuden cuando lo requieras.

(Adaptado de “What to Do When a Personal Crisis Is Hurting Your Professional Life”, de Amy Gallo).

Para combatir el desgaste, toma el control
Cuando estás agotado y exhausto, es fácil ponerte en el papel de víctima de las circunstancias y olvidar que tienes autoridad en el asunto. En vez de culpar a todos los demás porque trabajas demasiado o estás demasiado estresado, hazte responsable del problema. Piensa: “Los demás han contribuido a mi situación, pero tengo la capacidad de tomar decisiones que puedan mejorar mi presente y mi futuro”. Darte cuenta de que tienes autonomía genera esperanza, lo cual te permite actuar, y tomar medidas al respecto, por pequeñas que sean, refuerza tu sentido de control. Toma la decisión de satisfacer tus necesidades físicas, por ejemplo. Esto podría ser tan simple como levantarte para estirar las piernas cuando sientas que ya necesitas moverte, almorzar con tus compañeros en vez de hacerlo en tu escritorio o irte a la cama cuando estés cansado. Tomar la decisión de hacer todo eso te demuestra que tienes algo de control, aunque sea en un nivel menor.

(Adaptado de “To Recover from Burnout, Regain Your Sense of Control,” by Elizabeth Grace Saunders).

Durante las vacaciones, no revises tu correo a menos que de verdad debas hacerlo
Cuando sales de vacaciones, lo ideal es desconectarte del trabajo por completo. Sin embargo, si alejarte de los deberes totalmente no es una opción para ti, establece límites para que no estés atado a tu dispositivo. Haz un plan para revisar tus mensajes una vez al día en un momento específico o solo ciertos días. Deja el celular fuera de tu alcance —la caja de seguridad de tu cuarto de hotel es un buen lugar— o, si quieres usarlo para tomar fotos, activa el modo avión. También puedes reducir el número de correos que recibes dejando claro en el mensaje automático de aviso de que estás fuera de la oficina que no podrán contactarte. Aunque planees echar un vistazo de vez en cuando, decirle a la gente que estás disponible la predispone a esperar una respuesta. El aviso de que estás fuera de la oficina te da libertad de elegir cuándo y cómo responderás (si es que lo vas a hacer) mientras estás de vacaciones.

(Adaptado de “3 Ways to Control Your Phone Addiction on Vacation”, de Regan Walsh).

¿Tu lenguaje corporal transmite seguridad?
Si quieres que la gente del trabajo confíe en ti y te respete, sin importar cuál sea tu título o nivel de autoridad, pon atención a tu lenguaje corporal. La manera en que estás de pie, te sientas y hablas afecta la apertura de las personas para que influyas en ellas. Estar en posición recta con los hombros hacia atrás ayuda a transmitir seguridad y liderazgo, mientras que jorobarte y mirar tus pies tiene el efecto opuesto. Cuando te reúnas con alguien que no conoces bien, mantén tus brazos extendidos, las manos a los costados, y el torso abierto y dirigido hacia la otra persona. Esto envía el mensaje de que eres abierto y confiable. Intenta modular tu voz para que sea un poco más grave de lo normal, con el fin de sugerir autoridad. Esto puede contrarrestar el efecto del nerviosismo, que tiende a agudizar el tono de voz.

(Adaptado de “How to Increase Your Influence at Work”, de Rebecca Knight).

Recomendaciones clave de los médicos para prevenir la influenza
80%: cerca del 80% de los pacientes estadounidenses dice que es probable que se vacunen contra la influenza si su médico se lo recomienda, de acuerdo con datos de American Journal of Medicine.

Un chef hábil y productivo
3 veces: de acuerdo con investigación de Bain & Company, el mejor chef de mariscos en el restaurante neoyorquino Le Bernardin puede preparar tres veces más pescados que el promedio de la industria.

‘El aroma distintivo’ del Hyatt

300: casi 300 Hoteles Hyatt Place en Estados Unidos ofrecen el “aroma distintivo” de la empresa en sus instalaciones: un aromatizante de arándanos azules, flores y vainilla.

Falta de diversidad en las RP
88%: casi el 88% de las personas que trabajan en la industria de las relaciones públicas en Estados Unidos son blancas, de acuerdo con datos de la Oficina de Estadística Laboral.

Prepárate para recibir más correos electrónicos
15%: de acuerdo con Phil Simon, el autor de “Message Not Received: Why Business Communication Is Broken and How to Fix It”, es probable que aumente el número de correos electrónicos que recibimos en el trabajo a una tasa exacerbada de 15% al año.

Leer comentarios ( )

Ir a portada