Módulos Temas Día

SPOTIFY

Claves para entender la 'poco común' salida a bolsa de Spotify

Hay detalles absolutamente esenciales sobre la “no-OPI” de Spotify que las personas ajenas a la empresa no pueden prever con certeza. Y en momentos de honestidad, las personas más cercanas a la compañía también tendrían que admitir esto.

Spotify

Spotify

En las dos primeras semanas de marzo, los accionistas existentes de Spotify vendieron alrededor de 5 millones de acciones a precios que oscilan entre aproximadamente US$ 49 y US$ 132 cada una. (Foto: Bloomberg)

Esta es una frase peligrosa de escribir como un columnista que se supone debe tener las respuestas, pero aquí va: nadie sabe con certeza cómo le irá a la “no-OPI” de Spotify el martes.

Llevamos muchos meses escribiendo sobre Spotify y su método relativamente novedoso de convertirse en una empresa que cotiza en bolsa al declarar sus acciones disponibles para comprarse y venderse libremente a todos los interesados. Mi bandeja de entrada se ha llenado durante semanas con ofertas de "expertos" para opinar sobre Spotify o su inusual salida a bolsa.

Y, sin embargo, hay detalles absolutamente esenciales sobre la “no-OPI” de Spotify que las personas ajenas a la empresa no pueden prever con certeza. Y en momentos de honestidad, las personas más cercanas a la compañía también tendrían que admitir esto.

Para empezar, nadie sabe realmente a qué precio se transarán las acciones de Spotify una vez que la compañía haga su debut bursátil. Esto ocurre en todas las nuevas salidas a bolsa, pero especialmente en el caso de Spotify.

En las dos primeras semanas de marzo, los accionistas existentes de Spotify vendieron alrededor de 5 millones de acciones a precios que oscilan entre aproximadamente US$ 49 y US$ 132 cada una, según un documento regulatorio de Spotify .

No hace falta decir que es una amplia gama que ofrece poca información sobre qué precio podrían recibir los accionistas por sus valores cuando Spotify pase el martes de ser una compañía que no cotiza a una que sí cotiza en bolsa. Este margen de negociación de acciones de marzo fue incluso mayor que las ventas de acciones de enero y febrero.

Y esa gran brecha provino de los accionistas existentes de la compañía, que supuestamente saben más que el promedio sobre el funcionamiento interno de la compañía o las perspectivas financieras. Y, sin embargo, existe una amplia divergencia entre ellos respecto del precio "adecuado" para las acciones de Spotify. Con todo este desacuerdo sobre el valor de una acción de Spotify , las cosas podrían volverse muy complicadas el martes.

Spotify en sí valoró a la compañía en US$ 50.70 por acción hace poco más de un año, y en US$ 120.50 por acción en diciembre, o una valoración de mercado de aproximadamente US$ 22,000 millones. Cerca de la mitad del cálculo del precio de acción reciente, dijo Spotify, se basó en el precio de las ventas de acciones privadas. Aunque como se señaló anteriormente, las ventas de acciones privadas recientes han producido variaciones importantes en el valor de las acciones de Spotify de los inversores.

Incluso horas antes de que Spotify salga a bolsa, la pregunta más básica queda sin respuesta: ¿Evaluarán los mercados de valores las transacciones de acciones anteriores de Spotify (muy divergentes) y decidirá que son puntos de partida justos según sus propios puntos de vista sobre el valor de Spotify? ¿O van a estar vehementemente en desacuerdo?

Y nadie sabe la respuesta a la pregunta relacionada de cuántas acciones de Spotify se venderán. En una oferta pública inicial convencional, una compañía y sus banqueros deciden con anticipación cuántas acciones venderán la compañía o los accionistas existentes. Todo esto es un teatro manejado, pero es un teatro manejado que se comprende bien en el mundo financiero.

En Spotify, nada de eso está sucediendo. En teoría, casi la totalidad de los 178 millones de acciones emitidas de la compañía se pueden vender el martes. Si eso sucede y las acciones de Spotify se cotizan al valor reciente determinado por la compañía de US$ 120.50 por acción, la “no-OPI” de Spotify podría ascender a casi US$ 20,000 millones.

Eso sería más grande que prácticamente todas las OPI de la historia. (En la OPI más grande que se haya registrado en términos del valor de las acciones vendidas, Alibaba Group vendió cerca de US$ 25,000 millones en acciones en el 2014).

Estoy seguro de que no todos los accionistas de Spotify venderán el martes, pero ¿será más cerca de cero o de 178 millones de acciones? Esa es una interrogante. Los asesores de Spotify han estado encuestando a los accionistas actuales para determinar si están interesados ​​en vender acciones ahora, y a qué precio.

Pero si yo fuera accionista de Spotify, hay pocos incentivos para decirles a los banqueros la verdad. Si hay un precio de acción al que quiero vender, simplemente esperaré hasta que la empresa salga a bolsa y alguien ofrezca comprar a mi precio ideal, y luego presionaré "vender" en mi cuenta de E*Trade.

Todas estas incógnitas pueden no importar. Spotify cuenta con profesionales buenos y caros que trabajan en la “no-OPI”, y esa gente puede manejar muchos improvistos en una nueva salida a bolsa. Si todo va bien y Spotify termina esta semana como una empresa que cotiza en bolsa con una gran valoración, es una buena apuesta que otras compañías tecnológicas relativamente nuevas quieran sus propias “no-OPI”. La segunda o tercera salida a bolsa será más fácil que la primera. Pero ser pionero implica riesgos.

Por Shira Ovide

Esta columna no necesariamente refleja la opinión de Bloomberg LP y sus dueños.

  • En una OPI convencional, la empresa y sus asesores fijan un precio inicial de la acción que se basa en parte en las indicaciones de los posibles compradores de acciones sobre la cantidad que podrían comprar y a qué precio. Este proceso es más arte que ciencia.
  • Spotify no revela la identidad de los accionistas que vendieron acciones en transacciones privadas. Si algunos de ellos inicialmente compraron acciones de Spotify a unos pocos centavos cada una, es probable que estén más dispuestos a vender a precios más bajos que los accionistas que compraron a una mayor valuación.
  • Voy a suponer que los accionistas actuales de Spotify no están vendiendo sus acciones en E*Trade.
  • Un contrapunto: la desastrosa OPI de Facebook fue supervisada por las personas más inteligentes del mundo.
  • Podría decirse que la “no-OPI” de Spotify fue viable porque la compañía ha sido bastante permisiva respecto de permitir que los inversionistas y empleados iniciales vendan acciones antes de que la compañía salga a bolsa. Algunas importantes compañías tecnológicas jóvenes -Uber, por ejemplo- han restringido fuertemente las transacciones de acciones privadas.

Guerra musical: ¿Spotify representa una amenaza para emisoras locales?

Negocio musical

Tags Relacionados:

Spotify

salida a bolsa

Leer comentarios ( )