Módulos Temas Día

Este CEO planea dominar China y los garajes con sus robots

¿Por qué está preocupado el presidente y CEO de Kuka? La gigante alemana apunta a instrumentar una gran transformación que, de tener éxito, la llevará a mercados de robots de crecimiento más rápido.

Kuka

Robots de Kuka

Brazos robóticos, fabricados por Kuka AG, trabajan en una línea de producción.

Bloomberg

La gigante industrial alemana Kuka es la mayor productora mundial de robots usados en la fabricación de automóviles, y sus característicos robots anaranjados similares a grúas están presentes en las fábricas automatizadas de autos de todo el mundo.

¿Entonces por qué está preocupado el presidente y CEO Till Reuter? La razón es simple: el crecimiento de los robots en el resto de las industrias ha aumentado más de 10%, mientras que en la industria automotriz se ha incrementado apenas entre 3% y 5%, dice.

El negocio automotriz de Kuka ha declinado de 80% de los ingresos por robots, cuando se puso al frente de la compañía en el 2009, a alrededor de 50% en la actualidad, dice Reuter.

Ahora la compañía de 120 años de antigüedad que en enero pasó a ser casi 95% propiedad de la china Midea, el mayor fabricante de electrodomésticos del mundo, apunta a instrumentar una gran transformación que, de tener éxito, la llevará a mercados de robots de crecimiento más rápido.

Eso significa robots más pequeños y ágiles para la manufactura de productos electrónicos y depósitos logísticos. También trabaja en máquinas que puedan manejar vehículos eléctricos para sus dueños o hasta permitir que los ancianos vivan en su casa de forma independiente durante más años, dijo Reuter este mes en una entrevista en la ciudad de Guangzhou, en el sur de China.

Robots ágiles
“Queremos seguir siendo número uno en la industria automotriz (pero) vemos que el mayor crecimiento procede de otros sectores e industrias”. Por ejemplo, un gran mercado que “crecerá aún más en el futuro será el de la producción de teléfonos móviles, iPad y aparatos portátiles”, dice. Reuter hace referencia a robots que cargan 6 kilogramos o menos –el peso máximo que pueden levantar y manipular- y pueden realizar tareas de montaje más delicadas.

China será clave para la diversificación de Kuka, y Reuter hace visitas mensuales a la sede de Foshan de Midea. Por otra parte, se mantiene en estrecho contacto con su presidente y CEO, Paul Fang.

Es el mercado de automatización más grande y de crecimiento más rápido del mundo. Las ventas de robots en China, que representan alrededor de un tercio de la demanda global, crecieron 27% el año pasado, en comparación con apenas 12% en Europa y 8% en América, según la Federación Internacional de Robótica.

Número uno en China
Dado que hay 68 robots por cada 10,000 trabajadores manufactureros chinos, muchos menos que los 189 en Estados Unidos y 631 en Corea del Sur, hay margen para crecer, y los crecientes salarios industriales impulsan una mayor automatización.

“Queremos ser número uno en China”, dijo el ejecutivo de Kuka, que destaca que su participación en el mercado de robots fue el año pasado de aproximadamente 14% (lo cual ubica a la compañía entre los tres principales proveedores).

Los ingresos en el país, que son ahora de 500 millones de euros (US$ 588 millones), estarán “muy por encima” de los 1,000 millones de euros para el 2020, pronosticó. “Si se quiere ser un actor global, hay que competir ahí”, dice Justin Rose, socio de BCG en Chicago. “China pasará a ser aún más importante”.

Tags Relacionados:

robots

Kuka

China

Leer comentarios ( )