Módulos Temas Día

the Economist

¡Atención empresas! Por qué invertir en la capacitación de su personal

The Economist. Las empresas deben superar la escasez de habilidades en plena era digital.

ejecutivos

FOTO 5 | 5) Mantenerse al día en la era digital. Aunque en ningún caso debe desplazar a otros aspectos de la estrategia igualmente esenciales, en los próximos años saber desenvolverse con los últimos avances tecnológicos e informáticos es un requisito ineludible para poder competir globalmente.

Las empresas estadounidenses gastaron US$ 91,000 millones en capacitación de personal el año pasado, casi una tercio más que en el 2016. Eso equivale a más de US$ 1,000 por cada miembro del personal capacitado, según una encuesta de la revista Training.

Este cambio es muy alentador. En términos generales, la provisión de capacitación en el trabajo se ha ido reduciendo; tanto en Estados Unidos como en Gran Bretaña ha disminuido aproximadamente a la mitad en las últimas dos décadas. Las empresas a menudo son reacias a proporcionarlo.

Un estudio del 2009 de la OCDE, un club de países en su mayoría ricos, temía que "la industria, dejada a su suerte, no tenga incentivos para proporcionar suficiente capacitación". Esto se debe a que los trabajadores pueden aprovechar su educación para transferir sus habilidades a una empresa rival.

La capacitación es aún más importante en un mundo de rápidos cambios tecnológicos, donde las tareas poco calificadas se automatizan cada vez más y la inteligencia artificial (IA) está transformando muchos empleos de servicios. Para tener una oportunidad de una carrera larga y bien remunerada, los trabajadores necesitan una nueva capacitación.

En IBM, una firma de computadoras, Diane Gherson, directora de recursos humanos, dice que las habilidades de los empleados se mantienen relevantes por solo tres años. Por lo tanto la capacitación es "el alma de cualquier empresa de tecnología".

IBM creó una "academia de IA" en la que los empleados toman cursos de un plan de estudios, provisto por Coursera, una plataforma de aprendizaje en línea fundada por Andrew Ng, un pionero de la IA, y Daphne Koller, una científica informática, ambas de la Universidad de Stanford. En la academia pueden encontrar atractivos cursos como: "Estudio de caso de reingeniería de procesos de inteligencia artificial", y "Mejora de redes neuronales profundas: ajuste de hiperparámetros, regularización y optimización".

Por lo general los cursos son impartidos en línea y el personal a menudo estudia a su propio ritmo. Aquellos que completen un curso pueden calificar para una "insignia" digital que refuerce su perfil de carrera en plataformas como LinkedIn.

En el 2016-18 más de 200,000 empleados de IBM obtuvieron 650,000 insignias y el empleado promedio realizó 60 horas de capacitación al año. IBM también tiene un programa que apunta a retener trabajadores que podrían ser atraídos a cambiar de empleador.

En los últimos cinco años, reconoce IBM, la proporción de sus empleados con habilidades digitales avanzadas ha aumentado del 30% al 80%. (Las habilidades digitales incluyen conocimiento de inteligencia artificial, analytics, computación en la nube, Internet de las cosas y ciberseguridad).

Patrick Hourigan ha pasado casi 12 años en IBM, inicialmente como ingeniero de sistemas de telecomunicaciones y luego como desarrollador de software. Hace tres años pasó a la división de seguridad y optó por un curso de aprendizaje automático e inteligencia artificial. Le tomó alrededor de 50-60 horas durante seis semanas.

"La tecnología se mueve continuamente", dice. "La tecnología del año pasado se convierte en un trampolín para la tecnología de este año".IBM está lejos de ser la única firma en enfatizar la importancia de la capacitación. En el 2013, AT&T, un gigante de las telecomunicaciones, lanzó una iniciativa de capacitación llamada Workforce 2020.

Parte del programa incluye una plataforma en línea con una herramienta que permitía a los empleados analizar las tendencias de contratación dentro de la empresa y averiguar qué habilidades se necesitaban para calificar. Junto con Georgia Tech, una universidad, y Udacity, un grupo de educación en línea, AT&T ofrece un título de maestría de bajo costo en ciencias de la computación.

Como compañías tecnológicas multinacionales, AT&T e IBM tienen toda la capacidad que necesitan para ofrecer programas de capacitación sustanciales. Las empresas más pequeñas pueden encontrar un futuro desalentador, pero la existencia de cursos en línea significa que no está más allá de sus capacidades. Y deben intentarlo.

Las empresas estadounidenses tendrán que llenar alrededor de 1.4 millones de puestos de trabajo en informática e ingeniería para el 2020. Muchas empresas se preocupan por la escasez de talento en algunas áreas críticas. Una encuesta reciente realizada por Enterprise Strategy Group, una firma de inteligencia de mercado, descubrió que el 51% de las empresas carecían de habilidades de ciberseguridad, frente al 23% del 2014.

El problema puede ser aún peor en Europa. Un informe de la Comisión Europea del año pasado reveló que el 15% de los trabajadores carecían incluso de habilidades digitales básicas, mientras que el 88% de las empresas no había tomado ninguna medida para resolver el problema.

Una encuesta de la Asociación de Contadores Profesionales Certificados Internacionales encontró que una cuarta parte de los trabajadores británicos no habían recibido capacitación en el trabajo en los últimos 12 meses.

Sin embargo, los gerentes saben que los cambios tecnológicos requerirán que sus trabajadores adquieran más habilidades. La oferta que brinda la educación superior será insuficiente debido a las opciones de cursos de los alumnos, y es posible que la inmigración no sea capaz de resolver el problema dado el clima político. Entonces las empresas tendrán que ellas mismas capacitar a sus trabajadores. El reciente aumento en dicho gasto es solo un comienzo.

Leer comentarios ( )