Módulos Temas Día

Acoso sexual en el trabajo: Los hombres incómodos en presencia de mujeres

Una encuesta de New York Times/Morning Consult entre 5,300 hombres y mujeres  indicó que dos tercios de los trabajadores opinaron que había que ser extremadamente cuidadoso en los contactos con colegas del sexo opuesto.

Acoso sexual

Acoso sexual

Acoso sexual

Algunas mujeres, y también hombres, temen que el clima que ha alentado a las mujeres a denunciar conductas sexuales inapropiadas de los hombres haga que los hombres se sientan incómodos en presencia de mujeres en el trabajo.

Olvídese de las conversaciones en privado y de las cenas para conocerse. Ojo con las bromas que hace. Piénselo dos veces si es jefe y tiene la posibilidad de hacer de mentor de una joven empleada.

“Ya se está hablando de todo esto, de que no hay que emplear mujeres”, dijo la directora de operaciones de Facebook Sheryl Sandberg en un post reciente.

“Se están dando muchos pasos para mejorar el ambiente laboral. Asegurémosnos de que no se generan repercusiones no buscadas que frenan a las mujeres”, expresó Sandberg, autora de un libro que ha pasado a ser una referencia para toda mujer que trabaja, “Lean In”.

Ana Quincoces, abogada de Miami y propietaria de una cadena de alimentos, dice que en su trabajo lidia a menudo con hombres y que muchos negocios se concretan en una comida o tomando tragos. Esas oportunidades, afirma, están mermando porque a muchos de los hombres con los que tiene relaciones laborales les “aterroriza” la idea de encontrarse con ella.

“Pareciera que ha surgido una muralla que antes no estaba allí y ellos ya no saben lo que está permitido y lo que no. Es algo desconcertante”, expresó Quincoces. “Me da la impresión de que se cuidan más, de que son más formales en su trato con sus compañeras de trabajo. Y los entiendo, porque lo que sucedía era algo generalizado. Todos los días había una nueva acusación”.

Indicó que muchos hombres que conoce están evitando situaciones sociales que antes eran normales.

“Esto va a pasar en todos los sectores”, agregó. Ese distanciamiento “va a ser la norma”.

Lo que está sucediendo, señaló, “es bueno por un lado porque las mujeres ya no tienen miedo, pero por el otro, es una situación complicada”.

El estadounidense promedio ya sentía cierta aprensión en relación con los encuentros entre hombres y mujeres en el trabajo antes de que surgiese una ola de denuncias de acoso.

Una encuesta de New York Times/Morning Consult entre 5,300 hombres y mujeres realizada hace a mediados de año indicó que dos tercios de los trabajadores opinaron que había que ser extremadamente cuidadoso en los contactos con colegas del sexo opuesto, y que una cuarta parte consideraron que los encuentros individuales de hombres y mujeres por razones laborales eran inapropiados.

Ahora que el trato que dan los hombres a las mujeres está bajo tela de juicio, muchos hombres se preguntan si pueden elogiar a una colega o preguntarle cómo fue su fin de semana. Y no faltan quienes piensan que los hombres deben evitar a todo costo contactos con mujeres en el trabajo, por las dudas.

Algunos jefes se preguntan si no será mejor que jamás se vean a solas con una mujer, a pesar de lo complicado que puede ser agregar una tercera persona a charlas en las que se puede hablar del desempeño profesional de la mujer, expresó Philippe Weiss, director de la consultora de Chicago Seyfarth Shaw at Work.

Jonathan Segal, abogado de Filadelfia especializado en asuntos laborales, dice que no recibirá personas en su oficina para evitar cualquier posible malentendido.

“Eso de evitar a las mujeres es mi principal alarma, porque la marginalización de la mujer en el mundo empresarial es un problema tan grande como el del acoso”, señaló Segal.

Abogados de asuntos laborales dicen que puede ser problemático limitar el contacto con una empleada por su género si ello afecta sus oportunidades profesionales.

W. Brad Johnson, coautor de un libro que alienta a que los hombres sean mentores de mujeres, dice que limitar el contacto envía el mensaje equivocado.

“Si no puedo tener una conversación a solas contigo por tu género, es como si estuviese diciendo ‘eres poco fiable, representas un riesgo’”, expresó Johnson, profesor de psicología de la Academia Naval de Estados Unidos.

Jessica Proud, profesional de las comunicaciones y consultora política republicana de Nueva York, dice que sería muy grave si esta revolución en las relaciones laborales de hombres y mujeres hace que los hombres decidan no contratar, orientar o trabajar con mujeres.

Recordó que una vez se le dijo que no podía viajar con el candidato en cuya campaña trabajaba porque no se vería bien.

"Soy una profesional, él es un profesional. ¿Por qué limitar mi carrera?”, preguntó. “Es algo insultante desde muchos puntos de visita”.

Tags Relacionados:

acoso laboral

acoso sexual

Leer comentarios ( )