Módulos Temas Día

orientación vocacional

El 45% de egresados técnicos y universitarios no es feliz con la carrera que estudió, ¿por qué?

De la misma manera, el 40% de jóvenes que inicia una carrera no la termina, siendo el principal factor la falta de gusto por la carrera. Mario Gutiérrez, decano de la facultad de comunicaciones de UCAL, explica sobre los errores en la elección vocacional.

Universitarios

Mario Gutiérrez, decano de la facultad de comunicaciones de UCAL (Video: Gestion.pe)

Una decisión para toda la vida. Decidir qué carrera elegir, para muchos, suele ser una etapa estresante y compleja, siendo necesaria la orientación vocacional. Sin embargo, esta no acaba con el ingreso del postulante a la universidad.

Conversamos con Mario Gutiérrez, decano de la facultad de comunicaciones de UCAL, sobre la orientación vocacional y las deficiencias del sistema que llevan a los jóvenes a abandonar la carrera o ser infelices con lo que estudiaron.

¿Los jóvenes suelen elegir bien su carrera profesional? “Esa pregunta se lo deberíamos hacer también a los padres, psicopedagogos y hasta las universidades que están involucradas en un proceso tan tenso y complejo que tiene el estudiante de quinto de media.”

Si vamos a las estadísticas, según refirió Gutiérrez, el 40% que inician una carrera no la terminan porque decidieron irse a otra universidad, otra facultad o simplemente porque no les gustó la carrera.

Es por ello que mencionó que la orientación vocacional no termina con el ingreso del postulante a la universidad. “Hay todavía un trabajo de orientación, tenemos un sistema donde hacen que los jóvenes a temprana edad, elija su futuro. A los 15 ó 16 años hay esa presión social de lo que quieres hacer para el resto de tu vida, por eso estas estadísticas.”

Una cifra adicional, resaltó, es que el 45% de los egresados, no es feliz con la carrera que estudió. ¿Qué se debe hacer entonces?

“Darse cuenta que las carreras están cambiando, hay un 35 hasta 40% de carreras que están extinguiéndose. Hay una fusión de carreras con una sociedad hiper digital con hiper información. Y esta información debe ser filtrada, segmentada porque no por más información es mejor.”

Finalmente, dijo que el tiempo que puede perder un joven estudiando algo que no le gusta, o que solo lo hace por presión social puede ser desde un ciclo hasta toda la carrera universitaria, 5 años. Por ello, los padres de familia y/o tutores deben acompañarlo constantemente.

Leer comentarios ( )