Módulos Temas Día

Cuatro estrategias efectivas para manejar el estrés en el trabajo

El estrés, además, de dañar el rendimiento de una persona, interrumpe su sueño y lo lleva al agotamiento, afectando seriamente su salud

Estrés laboral

El estrés laboral daña el rendimiento en el trabajo. (Foto: Freepik)

El estrés laboral daña el rendimiento en el trabajo. (Foto: Freepik)

El estrés laboral daña el rendimiento en el trabajo. (Foto: Freepik)

Recibir a diario gran cantidad de correos electrónicos, tener sobrecarga laboral, problemas con su jefe y/o compañeros, pocas horas de descanso o estar preocupado ante posibles despidos son algunas de las causas que llevan a una persona a tener estrés en el trabajo .

Y aunque algunos consideren que tener un poco de estrés puede ayudarlo a conseguir resultados, cuando éste se vuelve una constante, no sólo daña su rendimiento, sino interrumpe su sueño y lo lleva al agotamiento, afectando seriamente su salud.

Según una encuesta de LinkedIn , casi la mitad de los empleados reportaron sentirse estresados en su centro de trabajo. A la pregunta ¿qué lo originaba? El 70% señaló que su equilibrio entre la vida personal y su empresa “apestaba”.

Con el propósito de reducir el estrés en su organización y mejorar el equilibrio entre la vida laboral y personal, el portal Inc. dio algunos consejos de expertos en gestión del tiempo para reducir este estado de cansancio mental.

Estrés laboral

El estrés laboral interrumpe su sueño y lleva al agotamiento. (Foto: Freepik)

El estrés laboral interrumpe su sueño y lleva al agotamiento. (Foto: Freepik)

El estrés laboral interrumpe su sueño y lleva al agotamiento. (Foto: Freepik)

1. Descubra a dónde va su tiempo

Analice cómo distribuye su tiempo, quizás parte de su estrés provenga de no saber organizarse. Para ello, la experta en gestión del tiempo Laura Vanderkam recomienda llevar un cuaderno a todas partes durante una semana y anotar cada incremento de tiempo de 30 minutos. Los resultados lo sorprenderán y mostrarán a dónde se van varias horas de su día.

Para ella, el concepto de hacer más tiempo es un mito. “No construimos las vidas que queremos al ahorrar tiempo. Construimos las vidas que queremos, y luego el tiempo se ahorra”.

2. Aprenda a decir “no”

A pesar de que sea un colaborador de alto rendimiento y todos requieren de su ayuda para avanzar muchas cosas, tiene que aprender a decir “no” cuando la demanda de pedidos se sobrecarga, ya que si acepta solicitudes de última hora, no podrá centrarse en lo que realmente necesita hacer.

Recuerde: “cada vez que dice sí a algo, dices que no a otra cosa”, quizás más importante para usted.

Estrés laboral

Casi la mitad de los empleados reportan sentirse estresados ​​en el trabajo. (Foto: Freepik)

Casi la mitad de los empleados reportan sentirse estresados ​​en el trabajo. (Foto: Freepik)

Casi la mitad de los empleados reportan sentirse estresados ​​en el trabajo. (Foto: Freepik)

3. Aborda lista de tareas pendientes

El consultor de liderazgo Rory Vaden aconseja que en lugar de clasificar sus listas de tareas según la urgencia y la prioridad, debe céntrese en las cosas de hoy que liberarán su tiempo mañana.

De esta manera invertirá su tiempo en crear un proceso, capacitar a alguien en una tarea repetitiva o configurar un sistema automatizado, señala el especialista.

4. Si puede, externalice las cosas de la vida que odia

Si tiene los recursos suficientes, puede contratar a alguien para que realice las cosas que no le gustan , ya sea en el trabajo o la casa, sugiere una investigación sobre el tema del dinero y la felicidad. Los resultados arrojaron que las personas que usaron dinero en servicios para ahorrar tiempo reportaron una mayor satisfacción con la vida que aquellos que compraron cosas materiales.

Un ejemplo de esto es lo que hizo la millonaria Barbara Corcoran, quien recibía 800 correos electrónicos diarios. Ante esta situación, decidió contratar a una persona para revisar los mails y ella sólo se encargaba de ver lo más importante y urgente. Su recompensa es que tiene más tiempo para hacer las cosas que ama.

Estrés laboral

Incluso cuando no estamos físicamente en el trabajo, nos sentimos encadenados a nuestros buzones de correo desbordados. (Foto: Freepik)

Incluso cuando no estamos físicamente en el trabajo, nos sentimos encadenados a nuestros buzones de correo desbordados. (Foto: Freepik)

Incluso cuando no estamos físicamente en el trabajo, nos sentimos encadenados a nuestros buzones de correo desbordados. (Foto: Freepik)

Leer comentarios ( )