| Los errores más frecuentes del jefe o director (con este término nos referimos indistintamente al director general, al emprendedor o al empresario) habitualmente se deben al desconocimiento o confusión acerca de los fundamentos de su tarea empresarial y directiva.

Al realizar su trabajo, el director asume una serie de principios que norman su actuación, y la incidencia de éstos en el rumbo y comportamiento de la organización es mayúscula.

A continuación el portal Forbes cita algunos de estos fundamentos que considera indispensables para que el director cumpla su responsabilidad a la altura que demanda su investidura.

"Si tuviésemos que reducir a su mínima expresión el trabajo de todos los días del director, la respuesta sería: enfrentar el futuro. Lo que distingue a un buen director es su capacidad para emitir un juicio acertado sobre lo que hay que hacer aquí y ahora", escribe José Antonio Dávila Castilla en el artículo de Forbes.

TAGS RELACIONADOS