Guillermo Garrido LeccaLíder del sector salud de la CADE Ejecutivos 2013

Después de históricos momentos de contracción económica para el Perú, desde hace casi dos décadas nos encontramos en un sostenido crecimiento; con índices más conservadores que en el despegue, pero sin dejar de crecer. Sin embargo, no es ningún secreto que este crecimiento aún no tiene gran visibilidad en aspectos fundamentales para el bienestar de las personas, tales como la salud.

Revisando algunas cifras que trazan a grandes rasgos al sector, en los últimos 12 años el gasto total en el sector salud casi se ha triplicado, superando incluso al que, en el mismo periodo, se había duplicado. En este crecimiento del gasto, el comportamiento de las personas fue el más importante, siendo el índice del gasto en salud por persona, en el mismo periodo, incluso mayor al gasto total en el sector, y son el componente más importante, pues representan el 47% del gasto per cápita en salud. Sin embargo, sigue siendo el gasto per cápita más bajo de la región.

Otra problemática claramente identificada es la demanda insatisfecha en salud. Teniendo que, de la población asegurada, el 75% se encuentra en el sistema público y 4% en el sistema privado. Además existe un 20% de la población que no cuenta con ningún tipo de seguro. Es decir, con la permanente incertidumbre de poder contar con una buena salud.

Además, por infraestructura y , nos encontramos como país en el antepenúltimo lugar en la región, teniendo un 69% de infraestructura hospitalaria con más de 25 años de antigüedad. En el otro lado de la moneda, tenemos a un sector privado más activo que nunca y que, según Apoyo, proyecta inversiones de entre US$ 800 y US$ 900 millones hacia el 2016.

Así está el panorama y con motivo de realizarse , distintos actores del sector salud nos hemos reunido para analizar esta compleja problemática, desde distintos ángulos, enfoques y experiencias para buscar soluciones con propuestas concretas que esperamos que lleven a todo el sistema de salud a un siguiente nivel, lo que nos permitirá mirar hacia el futuro con mayor optimismo.

Un futuro en el que esperamos ver un sector modernizado, donde se brinde atención de calidad a las personas y donde todos los peruanos puedan tener acceso a la salud con un 100% de aseguramiento, que pueda garantizar una calidad de vida a través de un acceso democrático a tratamientos de salud, con costos reducidos en medicinas. Finalmente, logrando ser un referente en la región, como un país con altos estándares de calidad en atención médica.