La por el Poder Ejecutivo generó protestas en todo el país. El laboralista explicó que si bien la norma no contempla la negociación colectiva de las remuneraciones, es constitucional.

"La ley no regula la posibilidad que los trabajadores puedan negociar colectivamente. Habla de condiciones de trabajo como capacitación, vestimenta y temas de salud. Y es porque la propia Constitución establece –y eso no se dice a los trabajadores- que los derechos colectivos son la sindicalización y la huelga", aclaró.

La ley del acotó también dispone que el sector público solo puede negociar con sus instituciones condiciones de trabajo.

"Debemos tener claro que la negociación colectiva está limitada desde hace tiempo, no es nuevo. De la noche a la mañana no se han cambiado las reglas de juego", remarcó.

El letrado destacó que la ley busca uniformizar la carrera pública, así como facilitar la movilidad de los profesionales entre organismos estatales.

"Si mi sindicato es mejor negociador que el tuyo (bajo el sistema actual) nuestro sueldos serán diferentes. El mío puede ser 5 mil y el tuyo 3 mil, aunque hagamos lo mismo. Es decir, no solo hay una base constitucional sino práctica", argumentó.

DesinformaciónSegún el experto, los sindicatos también están mal informando sobre la posibilidad de despidos masivos. "No los van a botar a todos, eso sí sería inconstitucional", aseveró.

Asimismo, descartó que los empleados puedan ser desvinculados con facilidad. "Eso no es verdad, porque los despidos serán por problemas de productividad", señaló.

"Lo importante es tener una norma moderna donde uno de los grandes beneficiados seamos nosotros, quienes recibimos el servicio", subrayó.

TiempoLora aseguró que en dos décadas solo existiría un régimen en el sector público. "Un trabajador de cuarenta años que no quiera pasarse en veinte o veinticinco años se jubilará. El éxito estará en que se venda bien este régimen y sea tan atractivo que los trabajadores poco a poco vayan pasando", añadió.